Aunque la próxima competencia electoral en México será el año venidero –estarán en juego seis gubernaturas, además de la renovación de 39 Ayuntamientos y 25 Congresos locales–, el Partido Acción Nacional ha “matado su pavo” desde ahora en cinco de las seis elecciones magnas: De acuerdo con su líder nacional, Marko Antonio Cortés Mendoza, “está muy complicado” que continúen gobernando en esa importante entidad del Caribe mexicano –donde hoy está al frente su correligionario adoptivo, el ex-priísta Carlos Manuel Joaquín González–, y que también se mantengan como primera fuerza política en Durango y Tamaulipas, donde hoy mandan José Rosas Aispuro y Francisco Javier García Cabeza de Vaca, respectivamente

En “la única (gubernatura) que realmente tenemos posibilidades, y muy buenas y contundentes de ganar, es Aguascalientes. Y ahí tenemos la responsabilidad de hacerlo bien”, mencionó el dirigente nacional blanquiazul, de acuerdo con un audio que se grabó apenas el 25 de septiembre próximo pasado, el cual dio a conocer Milenio Televisión ayer martes 2 de noviembre.

De ser proféticas las palabras de Cortés Mendoza, el PAN perdería tres de cuatro de sus bastiones gubernamentales, al tener sólo posibilidades reales de seguir gobernando Aguascalientes, donde ahora lo hace uno de sus políticos connotados, Martín Orozco Sandoval.

En 2022 estarán igualmente en juego otras dos gubernaturas, la de Oaxaca e Hidalgo, ambas gobernadas por el PRI. La primera en la persona de Alejandro Ismael Murat Hinojosa y la segunda en la de Omar Fayad Meneses.


| HECHO DIGITAL | CIUDAD DE MÉXICO | 3 – NOVIEMBRE – 2021 |