El ex-director de PEMEX defiende su inocencia en su primera audiencia ante la justicia mexicana en relación con el caso Agronitrogenados: “No soy responsable ni culpable”, dice Emilio Lozoya Austin


El exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex) Emilio Lozoya declaró este martes en su primera audiencia judicial que no es “responsable ni culpable” de las acusaciones de haber adquirido una planta de fertilizantes inservible a raíz de un soborno con el que se habría comprado una casa.

“En el momento de la exposición de datos de prueba demostraré que no soy responsable ni culpable de los delitos que se imputan”, expresó Lozoya, según la transcripción facilitada por el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) y que da a conocer Yahoo Noticias en su portal digital.

En su primera intervención en la audiencia, a la que no pueden acudir periodistas por la pandemia de COVID-19, el ex-colaborador de Enrique Peña Nieto refirió que aceptó ser extraditado de España a México para poder aclarar su “situación jurídica”.

Asimismo, defendió que el domicilio referido, que según la acusación fue adquirido mediante una triangulación de recursos, “fue declarado ante la Secretaría de la Función Pública” cuando asumió como director de Pemex en diciembre de 2012, bajo la presidencia de Enrique Peña Nieto (2012-2018).

Lozoya intervino en la audiencia desde un hospital del sur de la capital mexicana donde fue ingresado con anemia al llegar a México el 17 de julio, en lugar de estar presente en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México, donde tuvo lugar la sesión.

De acuerdo con la transcripción del (CJF), la Fiscalía pidió la “imputación” de Lozoya por haber adquirido una casa mediante un soborno de Alonso Ancira, director de Altos Hornos de México arrestado en España, a quien luego devolvió el favor con la compra de Pemex de una planta de fertilizantes inservible.

El Ministerio Público relató que entre junio y noviembre de 2012 fueron transferidos un total de tres millones de dólares de Altos Hornos de México a una cuenta en Suiza de la compañía Tochos Holding, cuya titular es la hermana de Emilio Lozoya, Gilda Susana Lozoya.

De estos recursos transferidos, 34,2 millones de pesos (1,55 millones de dólares) fueron utilizados por Emilio Lozoya para comprar una casa en una zona acomodada de la Ciudad de México.

La Fiscalía expuso que Lozoya “adquirió pero no pagó para ocultar el origen de los recursos”.

A cambio, en 2013, ya como director de Pemex, Lozoya participó en una “actividad ilícita” al promover ante el consejo de administración de la petrolera estatal la compra de la planta de fertilizantes Agronitrogenados a la empresa de Alonso Ancira.

Pemex aprobó la compra por 455 millones de dólares y otros 200 millones para su rehabilitación y modernización, pero según la Fiscalía una nueva planta hubiera tenido un costo de entre 200 y 300 millones de dólares.

Por eso concluyó que Lozoya alentó “de manera indebida la compra de una empresa inactiva con un precio superior al valor real, con un recursos ilícito obtenido y utilizado para la compra de la casa”.

Por la noche, el juez federal vinculó a proceso a Emilio Lozoya por lavado de dinero en el caso Agronitrogenados y resolvió que vaya a la cárcel, aunque sí tendrá un brazalete electrónico y vigilancia permanente mientras esté en el Hospital Ángeles del Pedregal.

Además del caso de la planta de fertilizantes, Lozoya está investigado por haber recibido la sobornos de la trama Odebrecht.

Así, en esta primera audiencia no hubo revelaciones “bomba” por parte del ex-director de Pemex.


NO PISARÁ PRISIÓN, AL MENOS POR AGRONITROGENADOS: LA FISCALÍA NO PIDIÓ CÁRCEL PARA EMILIO LOZOYA


| HECHO DIGITAL | CDMX | 28 – VII – 2020 |