Demuestra estar gobernando con la corrupta regla de las dos pesas y las dos medidas: Lozoya, mero parapeto


(•)  POR ELDER VEGA MARTÍNEZ

El ex director de PEMEX, Emilio Lozoya Austin, fue extraditado de España para ser enjuiciado por los casos de sobornos de Odebrecht, constructora brasileña vinculada al asunto de la adquisición de la chatarra de Agronitrogenados en miles de millones de pesos por parte de la paraestatal.

Sin embargo –¡Oh, sorpresa!–, el ex-político señalado como delincuente de “cuello blanco”, que disfruta de la bondad de estar “encarcelado” en casa, ha pasado de acusado, a acusador, como confirmara este mismo martes 11 de agosto el propio Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero.

Lozoya Austin presentó una denuncia contra su ex jefe, el ex Presidente Enrique Peña Nieto, y el ex secretario de Hacienda y Crédito Público y también de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso, de quien por cierto se enemistó desde la campaña presidencial del político del Estado de México.

Con la denuncia de Emilio Lozoya tienen que ser llamados a declarar los ex presidentes Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón Hinojosa, así como todos los implicados como el ex-secretario de Hacienda y Crédito Público y también ex-secretario de Relaciones Exteriores en el sexenio pasado, Luis Videgaray Caso, dio a conocer el Presidente Andrés Manuel López Obrador en “La mañanera” de este miércoles 12 de agosto

Acusa a ambos de usar 100 millones de pesos (4.4 millones de dólares) de la cantidad entregada por Odebrecht para contratar a asesores internacionales en la campaña presidencial de 2012.

Asimismo, Lozoya Austin anexó a su denuncia un video como prueba de sus acusaciones y ofreció cuatro testigos, según el propio Fiscal Gertz Manero.

Antes de proseguir, una observación obligada: Si la Fiscalía General de la República abrió un par de carpetas de investigación contra el ex-director de Pemex por los casos de Agronitrogenados y Odebrecht, que derivaron en sendos juicios en su contra, lo lógico es que Lozoya desahogara las pruebas en su defensa (testigos y video incriminatorio contra Peña Nieto y Videgaray Caso) dentro de las diligencias de ambos procesos.

Se puede deducir entonces que:

* La Fiscalía General de la República gestionó la extradición de Lozoya Austin sin contar con elementos incriminatorios sólidos en los casos de Agronitrogenados y Odebrecht.

* O bien, se trajo a México a Lozoya como parte de probables acuerdos en lo oscurito, con la condición de no tocarlo ni con el pétalo de una rosa y seguir cambiándole los pañales de seda.

De paso, Lozoya está sirviendo de parapeto al Presidente Andrés Manuel López Obrador para que éste le diga a su antecesor Peña Nieto, de ser el caso, “te jodió uno de los tuyos, no yo”, y, por ende, se lave las manos como Poncio Pilato, nada más que escudado en un “chivo expiatorio”.

No obstante, está por verse si el actual mandatario colma la sed de venganza del grueso de sus representados –simpatizantes, sobre todo, de partidos políticos antagónicos al PRI–, de que se enjuicie a Peña Nieto y colaboradores señalados de haber hecho fortuna con recursos públicos y al amparo del poder, pues acaba de decir que para que eso suceda tiene que someterse tal posibilidad a consulta pública.

Lo que sí queda claro es que Lozoya Austin lleva sus juicios sin pisar la prisión, lo cual ha evidenciado que la vara de la justicia en la era de la 4T tiene dos pesos y dos medidas porque, por ejemplo:

* A Rosario Robles Berlanga(1), ex secretaria de Desarrollo Social (Sedesol) y también de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) durante el sexenio de Peña Nieto, se le ha negado un trato semejante al de Lozoya, a pesar de que la malversación de que se le acusa no tiene punto de comparación con los delitos de delincuencia organizada, cohecho y operaciones con recursos de procedencia ilícita que se le imputan al ex director de Pemex.

* Y ahora, ya con López Obrador como mandatario, colaboradores suyos, y uno de los hijos de ellos, se han visto envueltos en supuestos casos de corrupción. Entre ellos recordamos siete:

a) El señalamiento contra Ana Guevara, como titular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), tras ubicarse que tres empresas, en aparente complicidad con las federaciones deportivas, eran utilizadas para triangular los recursos públicos del Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento y financiar con sobreprecios los viajes a campamentos y competencias.

b) El caso del delegado del Gobierno Federal en Jalisco, Carlos Lomelí Bolaños, señalado como el eje detrás de una red de empresas farmacéuticas que venden a gobiernos y que buscaba ser contratista de la administración de Andrés Manuel López Obrador en la megalicitación de medicinas a la que en su momento convocó la oficial mayor de Hacienda y Crédito Público.

c) El contrato de 969 millones de pesos que la Secretaría de Educación Pública adjudicó el 30 de marzo de este 2020 al Grupo Salinas, propiedad de Ricardo Salinas Pliego, quien durante 17 años fue “patrón” del titular de la SEP, Esteban Moctezuma Barragán. Este desempeñó durante esas casi dos décadas la presidencia de Fundación Azteca.

d) Las compras directas, sin licitación de por medio, que constan en la base de datos de Compranet. Hasta el 5 de mayo de este 2020 se habían registrado 50 mil 447 bajo tales condiciones.

e) El escándalo que merecieron los hashtag #LaInmobiliariaBartlett y #LasCasasDeBartlett, referente a que el director de la Comisión Federal de Electricidad, Manuel Bartlett Díaz, su pareja e hijos han construido en los últimos 18 años un imperio inmobiliario con 23 lujosas casas ubicadas en las zonas más caras del valle de México: Las Lomas, Polanco, Tecamachalco, la Roma y la “milla de oro” en el Paseo de la Reforma, sin que el patrimonio se justifique con los ingresos de todos ellos. Se encomendó la investigación a la Secretaría de la Función Pública, encabezada por Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, sin importar que fuera juez y parte en el caso. La resolución favoreció, si recuerdan, al político que “nació con el PRI”.

f) La adjudicación de un contrato por 31 millones de pesos, sin licitación de por medio, con la que la delegación del IMSS en Hidalgo benefició a la empresa Cyber Robotics Solutions, propiedad de León Manuel Bartlett Álvarez. La operación fue por la compra de 20 ventiladores respiratorios. Cada equipo fue vendido en un millón 550 mil pesos, que fue el precio más alto desde que se declaró la emergencia sanitaria por Covid-19, de acuerdo con una revisión de contratos públicos realizada por Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI). Al escándalo que generó este asunto se le puso fin con la inhabilitación de la empresa, pero hasta allá.

g) “El regalazo de Irma Eréndira”: La secretaria de la Función Pública y encargada de combatir la corrupción en el Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, Irma Eréndira Sandoval, recibió un terreno del Gobierno del Distrito Federal en 2007, durante la administración de Marcelo Ebrard, actual canciller de México, según un trabajo de investigación del periodista Mario Gutiérrez Vega que dio a conocerel portal LatinUS. Actualmente, el terreno tiene una vivienda de 253 metros cuadrados en el sur de la capital y está valuada en 6 millones de pesos. Esta casa forma parte del patrimonio inmobiliario de la funcionaria, el cual ronda en los 60 millones de pesos en valor de mercado; es decir, cinco veces mayor a la cantidad que reportó en su declaración de Bienes Inmuebles como integrante del Gabinete Federal.

Bien dice el escritor, guionista y director de cine estadounidense, Paul Auster, que el 3 de febrero de este 2020 cumplió 73 años de edad: “Si la justicia existe, tiene que ser para todos: Nadie puede quedar excluido, de lo contrario ya no sería justicia”.


(1) Robles Berlanga y López Obrador se hicieron muy buenos amigos en 1988, cuando coincidieron en el PRD en la campaña presidencial de Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, pero en 2004 se enemistó AMLO de ella, tras conocerse que la entonces pareja sentimental de esta, el empresario argentino Carlos Ahumada, había sido el causante de los escándalos de los videos que embarraron al político tabasqueño.

En un clip se observa a René Bejarano Martínez –en ese entonces mano derecha del ahora Ejecutivo Federal y presidente de la comisión de gobierno de la Asamblea Legislativa–, echándose fajos de billetes al saco del traje, y, en el otro, se ve jugando en un casino de Las Vegas a su entonces secretario de Finanzas como jefe de Gobierno de Ciudad de México, Gustavo Ponce Meléndez.

Bejarano Martínez, bautizado por ese video como “El señor de las ligas”, recibía grandes cantidades de dinero del empresario argentino a cambio de que la empresa de éste, con sede en el Centro del país, no dejara de ser beneficiada con favores políticos.

El video de Bejarano Martínez lo presentó “Brozo” (Víctor Trujillo) en su programa de televisión “El mañanero”, tras recibirlo de manos del panista Federico Döring, y teniendo como invitado al entonces operador del ahora Ejecutivo Federal y también presidente de la comisión de gobierno de la Asamblea Legislativa, quien no supo qué decir cuando vio su clip.

El otro clip, el de Ponce Meléndez, fue difundido también por el Canal de las Estrellas, en el noticiero estelar nocturno, bajo la conducción de Joaquín López Dóriga.

Actualmente, “Brozo” y López Dóriga están encasillados hoy día por AMLO entre los que llama sus “Adversarios” y beneficiados en el pasado con contratos millonarios tanto por gobiernos conservadores (del PAN), como neoliberales (del PRI).


 

(•) Elder Vega Martínez ha sido colaborador de las agencias mexicanas de noticias Cisa-Proceso e Informex y también del espacio noticioso “Informativo Panorama”, del grupo radiofónico nacional Acir; corresponsal de los diarios La Jornada y unomásuno; director de Diario de Quintana Roo; uno de los fundadores y primer jefe de información de Por Esto!; reportero, redactor, editor y cronista deportivo de Diario de Yucatán; reportero y redactor de Diario de Campeche; director estatal de Radio y Televisión del Gobierno del Estado de Yucatán, director de Noticieros de Radio Solidaridad (perteneciente al Instituto Mexicano de la Radio) y director de noticieros del Canal 13 de Televisión de Yucatán y redactor, sub-director de noticias y sub-director general del Sistema Quintanarroense de Comunicación Social (SQCS)


| HECHO DIGITAL | CDMX | 12 – VIII – 2020 |