Principal obstáculo para que Cancún recobre su primacía de ayer: Sombrías perspectivas, estima un cronista del destino

POR MARTHA ANAYA

Si te mueves hoy por Cancún, por su zona hotelera, su aeropuerto, sus playas, sus carreteras y aun por el centro de la ciudad, difícilmente verás un alma…, parece un pueblo fantasma.

La descripción es de Fernando Martí Brito, cronista de Cancún y director del Foro Nacional de Turismo, quien hoy ve convertido el principal destino turístico del país en un foco rojo de muertes y contagios por el coronavirus (la tasa de letalidad en Quintana Roo es una de las más del altas del país:17.26).

Y lo peor del caso: Con un futuro próximo nada promisorio.

Ya de por sí, la tasa de desempleo en abril fue devastadora. La peor del país.

De las 551 mil 247 personas que perdieron el empleo el mes pasado, según los datos del IMSS, el 18.1 por ciento (el peor de todo el país) correspondió precisamente a Quintana Roo, a Cancún en particular.

Cronista de Cancún y director del Foro Nacional de Turismo, Fernando Martí Brito

Explica Martí lo que sucede y lo que ve venir para Cancún:

–La industria más afectada por la pandemia es el turismo porque para hacer turismo –-inicia– requieres movilidad en primera instancia (viajar de un lado a otro, ir a un aeropuerto, a un hotel) y convivencia, proximidad física, ir a la disco, al antro. El turismo no funciona con distancia social.

Cancún, además, funciona como una isla. El 95% de sus visitantes llega por avión. Incluso los que habitamos aquí, usamos el aeropuerto para movernos. Y mientras no se resuelva el problema de las líneas aéreas… Se habla de reactivar primero el turismo carretero, pero eso a Cancún no le funciona porque lo único cercano es Mérida, acaso Campeche.

Se ve sombría la situación…

El Consejo de Promoción Turística, refiere, hizo una campaña para España. El Gobierno español dio a conocer un calendario de apertura en cuatro fases, ¡en ninguna está levantar las restricciones de viaje! Los españoles no viajarán (y como ellos, seguramente ocurrirá otro tanto en muchos otros países). Enlatamos la campaña.

¿Qué viene entonces para Cancún? Creo –apunta Martí– que habrá una gran migración. La gente se irá. Muchos de los que aquí están vienen de zonas rurales o ciudades pequeñas y no van a aguantar sin ingresos. Muchos empleados y empresarios, igual. Casi todos somos migrantes.

La hotelería sufrirá, pero casi toda es de cadenas internacionales. Han despedido ya a muchos empleados. Van a ir abriendo paulatinamente. La cadena Riu, por ejemplo, tiene once hoteles. Diez están cerrados, sólo mantiene uno abierto donde tiene concentrada a toda su gente. Lo mismo harán probablemente las otras cadenas.

La suerte, resume el cronista de Cancún, “se ve como negra”.

GEMAS: Obsequio de la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum: “Se espera que en las siguientes semanas siga todavía aumentado el número de hospitalizados”(?).— (Tema de la columna “Alhajero” publicado en el portal del diario “El Heraldo” de México con el encabezado “Cancún, pueblo fantasma” / 13-V-2020)