Avanza a pasos acelerados en sus planes de clasificar a cárteles de la droga como organizaciones terroristas

La administración del Presidente Donald Trump avanza en sus planes para clasificar como organizaciones terroristas a los cárteles mexicanos, se rumorea en Washington.

El servicio noticioso financiero Bloomberg informó que el siguiente paso del mandatario republicano de EU es sostener este viernes 6 de diciembre una reunión con sus principales asesores de la Casa Blanca para discutir si procede esa medida.

Según el plan, el Departamento de Estado podría designar a los cárteles como Organizaciones Terroristas Extranjeras, colocándolos en la misma categoría que el Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) y el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán.

“Los funcionarios clave de la administración están a favor de permitir tales designaciones para los narcotraficantes”, señalan fuentes próximas al Gobierno de Trump-

Esto, luego de que nueve miembros de la familia mormona LeBarón fueron asesinados en la frontera entre los Estados mexicanos de Sonora y Chihuahua en un aparente ataque de los cárteles de la droga.

El Presidente Trump pareció referirse a los cárteles de la droga de México durante una conferencia de prensa el pasado martes 3 en Londres, donde asistió a una cumbre de la OTAN.

“Veremos otras formas de terror (acciones terroristas). Estaremos mirando a otros países. Examinaremos países que son agresivos, y no sólo una parte particular de este mundo”, cita el reporte.

Los narcotraficantes ya pueden ser sancionados bajo la Ley Kingpin, pero su designación como grupos terroristas por los fiscales del Departamento de Justicia daría EU un mayor margen de maniobra en los procesos penales.

De cumplir Trump su advertencia puede provocar un marcado enfriamiento en las relaciones con el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

El Presidente mexicano ha rechazado las intenciones del mandatario estadounidense, considerando que sería una forma de intervenir en el país, algo que no aceptará.

Aunque no se cree que Trump se atreva a realizar acciones militares para combatir a los narcotraficantes en territorio mexicano, sí puede adoptar medidas financieras unilaterales polémicas y de graves consecuencias económicas para la nación mexicana.

En un ejemplo extremo, cuya probabilidad no puede descartarse, Estados Unidos podría decretar que parte o toda la fortuna de multimillonarios mexicanos procede del narco, lo cual provocaría desquiciantes consecuencias, como el “disparo” del dólar y el desplome de la Bolsa.

Hace poco más de un año, Estados Unidos acusó a dos ídolos mexicanos –el futbolista Rafael Márquez y el cantante Julión Alvarez—de lavar dinero de narcotraficantes.

La medida provocó el inmediato congelamiento de las cuentas bancarias de esas personalidades.

Aunque hasta ahora no hay pruebas contundentes que los incriminen, ni Márquez ni Alvarez pueden decir que se han librado de las acusaciones de EU.— (Resumen de HECHO DIGITAL con información de “El Diario”, de Nueva York – 6/XII/2019)