0 0
Read Time:4 Minute, 49 Second

POR RAFA RAMOS



La ansiedad estaba sobre Sebastián Córdova, los reflectores terminaron sobre Carlos Salcedo. De nuevo, al rescate de Tigres. 1-1 en la Comarca, ante Santos. En “la casa del dolor ajeno”, la aflicción fue propia.

Se ha vuelto una adicción para Salcedo sentenciar a Santos. Y hacerlo además en los tiempos del drama, del desmayo, de lo improbable.

Este miércoles por la noche fue al minuto 93, cuando Tigres ya apestaba a fiambre. Un servicio de Córdova desde el rincón derecho, con el último zapatazo, con el último jadeo, a una pelota perdida. Salcedo controla en el área, la pelota se eleva y la prende de derecha. El balón se estrella en Ronaldo Prieto y le tuerce el rumbo, y le retuerce el giro al balón. Carlos Acevedo había atajado todo, menos esa caricia de Judas.

El estadio entero, frustrado, decepcionado, luctuoso, pensó lo mismo de Carlos Salcedo que lo que escupió festivo, eufórico, Miguel Herrera: “Eres un hijo de p…”. Apenas segundos antes, El Piojo quería retocar su piojosa suerte y lo había mandado al ataque. “Tantos siglos, tantos mundos, tanto espacio, y coincidir”, habría tarareado Pablo Milanés.

“Unos segundos antes le había comentado que se fuera de ‘9’ para ayudar con un remate y justo le cae la pelota y anota, por eso lo festejamos”, explicó Miguel Herrera en conferencia de prensa sobre la peculiar celebración tras el empate.

Incluso, en su cuenta de Twitter, Salcedo muestra una imagen del momento exacto en que Herrera le pide que se clave en el área, donde aún merodeaban, sin reposo entre la implacable marca del adversario, André-Pierre Gignac y Carlos González.

Santos es el mártir favorito de Salcedo. En los Cuartos de Final del Apertura 2021, al ‘81, con un zapatazo de zurda, mete a Tigres a Semifinales. En el mismo torneo, en la Fecha 3, al ’88, había encajado el 1-1. La Comarca y El Piojo coinciden en esas cinco palabras, esas, las de “eres un hijo de p…” . Unos desde la tumba, y otro desde el festejo. “Y coincidir…”.

Cierto, Carlos Salcedo acusa a veces inestabilidad. A veces, enorgullece el apodo de Titán, a veces es más un émulo del comediante “Tin-Tan”. A veces colecciona tarjetas como premio a sus absurdos, y a veces endereza la nave que zozobra. Tal y como ya lo ha hecho tres veces ante Santos.

Son sus cromosomas. Un día se ciñe una guirnalda y otro día se consume en la frustración. Un día garabatea su nombre en la historia de Tigres, y otro día escupe a su mismísima sombra.

Es así, un tipo hecho energía y violencia pura, casi irracional, pero al que la mano de Miguel Herrera le ha templado la brida de su temperamento. El Piojo lo sabe: un día será su Almirante y otro día el más desprolijo de sus grumetes. Pero, hace más por él que sus anteriores entrenadores.

La redención de Carlos Salcedo es ya, estrictamente, misión entre laica y franciscana de Miguel Herrera.

Ese temperamento arrebatado, le valió el veto en la Selección Mexicana. Contravino al presunto hijo putativo de Gerardo Martino. Y el Tata es tata, primero, de sus paisanos y protegidos, especialmente de su caballerango Jorge Theiler, con quien tuvo la fricción el defensa de Tigres.

Un día Titán, otro día Tin-Tan. Y quedó fuera de convocatorias de la Selección Mexicana. Hoy, tiene más vetados Gerardo Martino que puntos en el Octagonal Final de la Concacaf, en el que marcha tercero y apenas arriba de Panamá, por mínima diferencia de goles.

¿Los dos goles a Santos en minutos críticos, en Cuartos de Final y este miércoles, rescatarán a Carlos Salcedo de esa fosa común de vetados por las decisiones viscerales de Martino? El Tata ha sido siempre así, y parece que sus fracasos en los vestidores de Argentina y Barcelona, no le educan aún a los 59 años.

Después de aquel zafarrancho verbal con Jorge Theiler, el defensa de Tigres sabía que había caído de la gracia del búnker argentino. Trató de remediarlo. El mea culpa no bastó.

“¡Yo la ca…é! Y he aprendido a no hacer eso y a controlarme. Aprendí de ese roce que tuve en la Selección. Hablé con Jorge (Thieler), hablamos muy tranquilos y me dijo ‘para mí quedó ahí’. Ya las represalias que yo tenga, las tomo, y no tomo nada contra mí porque yo sé que la regué. Yo sabía que no me iban a hablar y lo acepto”, expresó a MultiMedios.

¿Lo perdonará Gerardo Martino después de vetarlo en dos convocatorias? ¿O el argentino asume que no tiene la autoridad ni el impacto que tiene Miguel Herrera en Carlos Salcedo, para sacarle mejor provecho? Escondrijos de la impotencia, pues.

Por lo pronto, no hay ya tregua para Salcedo si quiere regresar a la Selección Mexicana. Se viene un ciclo crítico para el Tri: Jamaica, Costa Rica y Panamá, y él, ante Puebla y Pumas jugará sus últimas cartas. Para ello, deberá prevalecer el Titán y embalsamar a ese indeseable “Tin-Tan”.

El caso de Sebastián Córdova es punto aparte. Hay un desbalance fascinante en el saldo del juego ante Santos. Fue el jugador que más balones perdió, con un total de 23… pero fue el artífice del servicio para el gol de Salcedo, según el reporte de @Statiskicks.

Sí: 23 errores y un monumental acierto. 23 desaciertos que debieron hacer sonreír maliciosamente a Santiago Solari, y un acierto que le amargó la noche. ¿Cómo juzgar a Córdova?

LOS ÁNGELES, California, Estados Unidos

13 de Enero de 2022

 Comentario publicado por “ESPN Deportes”, con el encabezado “Salcedo ha hecho de Santos su mártir: ¿Lo perdonará Martino?

Gracias mil por seguir HECHO DIGITAL

 

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %