Se comprueba con el caso Cienfuegos en EU, que más bien parece el equivalente a un “Usted dispense”



En una medida que deja en claro cuán injusta es la modalidad de los testigos protegidos en el sistema de justicia de Estados Unidos, el Gobierno de este país aceptó retirar las acusaciones de narcotráfico contra el General y ex secretario de la Defensa de México, Salvador Cienfuegos Zepeda.

Así, con un supuesto “Usted dispense”, disfrazado de un acuerdo bilateral entre los gobiernos de EU y México que deberá ser avalado por el juez que conoce del caso, se archivará este asunto, aparente producto de una canallada que orquestaron dependencias del Gobierno de EU encargadas de combatir el tráfico de drogas.como la DEA.

Es loable, aunque haya actuado demasiado tarde, que el Gobierno de EU –por conducto de su Departamento de Justicia o Fiscalía— haya dado marcha atrás en un juicio que podría perder, con consecuencias funestas para el prestigio de la potencia mundial que todavía es vista como un ejemplo en cuanto a la aplicación de la ley.

Fue mejor para Estados Unidos, y menos lesivo para México, fingir un supuesto acuerdo bilateral que a todas luces se sabe fue promovido por Estados Unidos, al no tener pruebas contundentes en contra del General Cienfuegos.

Había, pues, que poner en marcha la maquinaria de la demagogia, la cual quedó plasmada en un documento que presentaron los fiscales de México y Estados Unidos ante la juez del caso Cienfuegos

“Este gobierno (el de EU) respetuosamente presenta la moción para que la Corte desestime los cargos” contra el General Cienfuegos, expresa al inicio el escrito dirigido a la juez Carol Beagley Amon.

“Presentamos esta moción […] tras determinar que sensibles e importantes consideraciones de diplomacia sobrepasan el interés del Gobierno de EU de perseguir la acción legal contra el defendido” al valorar la totalidad de circunstancias, se explica en el documento.

El escrito también revela que el General Cienfuegos está de acuerdo –ha consentido la moción— con los términos del pacto alcanzado por el Departamento de Justicia de EU y la Fiscalía General de la República de México.

El Departamento de Justicia de EU había presentado tres cargos por narcotráfico y uno de lavado de dinero contra Cienfuegos.

Sorprende el aparente desenlace de este caso por su corta duración (de poco mas de un mes, desde que el General fue arrestado el pasado 15 de octubre en Los Ángeles, California), pues por lo general estos juicios tienen una mayor duración, a veces de años.

Se espera que luego de la audiencia del miércoles 18 de noviembre en la corte federal de Brooklyn (ciudad de Nueva York), el general Cienfuegos sea trasladado de inmediato a un aeropuerto y enviado a México.

Hay confusión sobre lo que pasará con el General Cienfuegos una vez que llegue a México. Se manejan las siguientes opciones:

♦  Llegará como si hubiera sido exonerado, y podrá reanudar su vida normal en el país.

♦  Regresará en calidad de detenido, y sometido a un juicio deberá demostrar en México que son falsos los cargos presentados en su contra en EU.-  (De Nuestra Redacción con información de Agencias de Noticias)



| HECHO DIGITAL | CDMX  | 18 – XI – 2020 |