Hartazgo ciudadano en la ciudad capital de Quintana Roo (Chetumal) por programa de obras públicas

Por VICTORIANO ROBLES CRUZ

Resulta interesante observar el despertar de algunos organismos en defensa de sus miembros y de la sociedad chetumaleña, ante la desproporcionada mediocridad en el proceder del “gobierno del cambio”.

Alzar la voz y reclamar derechos no puede ser interpretado como el surgimiento de algún enemigo o adversario; por lo contrario, la crítica social –individual u organizada– debe ser vista como otro factor para contribuir con la gobernanza.

Primero (18/11/2019), fue el Colegio de Ingenieros del Sur de Quintana Roo que, sumándose al reclamo social, expuso sus profesionales aportaciones, por la “mala calidad de los trabajos (en obras públicas urbanas) y sin respeto a los criterios de las normas para la compactación y grosor de la carpeta asfáltica”.

Solicitó, además, “una supervisión eficiente de la CAPA(1)”, y demandó crear algún mecanismo para cubrir  “los daños que sufren los ciudadanos”.

“Ahí están los resultados –mencionó el Colegio–: Carros accidentados, comercios afectados, repercusiones económicas, mala imagen de la ciudad, daños a la salud generados por el polvo y el hartazgo ciudadano”.

Luego de los acertados criterios del Colegio de Ingenieros, se ha observado cierta celeridad en tareas para sellar con asfalto algunas cunetas abiertas –que ya tenían varios meses de permanecer así–, trabajo que ya cobró cuatro vidas de trabajadores.

Sin embargo, se prosigue perforando calles y avenidas recién asfaltadas, lo cual evidencia una clara falta de planeación de obra, por parte de la CAPA.

Así, una obra que pudo dar dividendos positivos a la administración, ha causado tremendo malestar entre la población capitalina, por diversos factores, como:

a)       Obras interminables por su prolongada duración.

b)      Creciente índice de enfermedades respiratorias y gastrointestinales.

c)       Falta de transparencia en los gastos.

d)      Deplorable imagen para Chetumal.

A todo esto, desde luego, hay que agregar las ya citadas fallas por mala planeación, pésima calidad de materiales, daños vehiculares, deficiente supervisión, exceso de tiempo y hasta obras cuya pertinencia y necesidad están en tela de juicio.

¡Y lo peor es que no hay para cuándo terminar esas horribles y espantosas obras!

La segunda reclamación sucedió el pasado miércoles (27/11/2019), por parte del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), que denunció retraso en pagos por parte de algunas dependencias del Gobierno de Quintana Roo, con los consiguientes problemas financieros para las empresas del Sur.

La falta de pago a proveedores suma un adeudo aproximado, entre obra pública y proveeduría, de 500 millones de pesos.

“Las deficiencias en el esquema de pago a proveedores por parte de algunas dependencias gubernamentales, podrían llevar a la quiebra a empresas capitalinas, generando desempleo y desestabilización de la estructura social”.

Eloy Quintal Jiménez, titular del CCE, expresó: “Sabemos que la Federación ya liberó los recursos destinados a los gobiernos estatales, por lo que las empresas proveedoras están a la espera de que se les cubran sus pagos. Ya no se trata de paciencia sino de subsistencia”.

Eloy Quintal Jiménez, titular del CCE

Las preguntas brotan de inmediato: ¿Dónde se quedan los recursos? ¿Para qué otras cosas se utilizan? ¡Tampoco se ve alguna transparencia!

El jueves 28 de noviembre, fue convocado a reunión el titular del CCE por la titular de Hacienda del “gobierno del cambio”.

Curiosamente, en el boletín oficial no se dice qué trataron, ni cuándo les van a pagar, o bien, qué medidas se acordaron.

Solamente se exponen buenas intenciones y deseos, pero del problema denunciado no se dice anda. A su vez, el CCE no emitió boletín alguno para informar a sus socios.

Parece que la denuncia pública empieza a cotizarse en el escenario político. ¿Será la manera de hacerse escuchar –la sociedad- ante el cúmulo de desfiguros políticos? Deseamos contribuya para encontrar respuestas.

Viborita: La estulticia vertida por el titular de Seguridad Pública y repetida por su jefe, la revirtieron; recularon pues. Con relación a la incidencia de asaltos en carreteras intermunicipales de Quintana Roo. ¡Dice mamá que no es cierto! Ahora hasta dijeron que: “la jurisdicción geográfica no debe ser limitante para dejar vulnerable a la población”. Concretaron acuerdo entre Sedena, Semar, Policía Federal y policías estatales y municipales para aumentar la vigilancia a fin de frenar la actividad delincuencial en esos caminos..

PD.- “Si hubo un gobierno que levantó la alfombra, fue el gobierno Lula. Antes no aparecían denuncias, porque nadie apuraba”. Dilma Rousseff (1947- ) economista y política brasileña.

PD.- “No hay denuncia verdadera sin compromiso de transformación, ni compromiso sin acción”. Paulo Freire.– (Tema de {a columna “Viborianus” con el encabezado “Sin lucidez para aceptar la critica”-29-XI-2019)

www.facebook.com/viborianuscolumna

[email protected]

@viborianus  

www.viborianus.com