Fonatur declara desierta la licitación de la obra que incluía la remodelación de la carretera Cancún-Tulum: Considera insolvente la única oferta económica, la de la empresa BlackRock


La licitación por el Tramo 5 del Tren Maya se declaró desierta este martes por parte del Fondo Nacional de Fomento Turístico (Fonatur), instancia encargada del proyecto, por considerar insolvente la única oferta económica presentada por el consorcio liderado por la administradora de fondos BlackRock.

De acuerdo con Forbes, en el fallo de la licitación difundido anoche se lee que si bien la propuesta técnica del único participante en el concurso se declaró solvente, la propuesta económica contemplaba 14,965 millones de pesos, sin IVA, como inversión total, y 2,275 mil millones de pago por servicio anual por los 18 años que implicaba el contrato.

El capital de riesgo sería de 3,314 millones de pesos, mientras que 11,650 millones de pesos correspondían a financiamiento.

El consorcio liderado por BlackRock también se integró también por Prodemex Construcciones, propiedad de Olegario Vázquez Aldir, director del Grupo Ángeles y mienmbro del consejo empresarial del presidente Andrés Manuel López Obrador.

La participación de BlackRock en la licitación se dio a través de una Propuesta No Solicitada para la ejecución de la obra de rehabilitación de la carretera Cancún-Tulum, correspondiente además con el Tramo 5 del Tren Maya. La obra se desarrollaría como una Asociación Pública-Privada.

Próximamente se dará a conocer el calendario de las siguientes licitaciones del proyecto y se volverá a incluir el tramo 5 bajo otra modalidad por determinar.

Las siguientes licitaciones serán para incorporar diversos proyectos carreteros y ferroviarios para el desarrollo del tramo Cancún-Tulum, material rodante, riel, y sistemas de señalización.


| HECHO DIGITAL | CDMX | 9 – IX – 2020 |