Con el clásico ”usted dispense”, Andrés Manuel López Obrador se deslindó de la totalitaria propuesta de “medir la riqueza” –la envoltura de un anticonstitucional impuesto confiscatorio-, presentada por el dirigente de su partido, Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar

“No creo que sea correcto”, dijo el político tabasqueño este martes 19 de mayo sobre la propuesta de Ramírez Cuéllar de revisar el patrimonio de las personas y con ello la progresividad fiscal para que “pague más el que más tiene”.

En opinión del mandatario “se tiene que mantener en privado lo que significan patrimonios de empresarios y de todos los mexicanos.

“La obligación de dar a conocer los bienes patrimoniales es exclusivamente para los servidores públicos –recordó López Obrador–. Nosotros sí estamos obligados”.

Por tanto, subrayó, “no considero conveniente esa propuesta”.

“Para que no haya desigualdad –explicó el mandatario–, lo mejor es que el Gobierno ayude a que la mayoría de los mexicanos asciendan en la escala social y que no se profundice la desigualdad, que no se permitan negocios ilícitos y la corrupción que producen desigualdad.

Cartón tomado de Twitter, de la cuenta oficial de su autor (@Nerilicon)

“Pero no es dando a conocer o exigiendo a las personas que den a conocer cuánto tienen, eso no lo veo adecuado”.

Con su punto de vista, López Obrador dio aparente carpetazo al asunto, pero para los entendidos tal iniciativa puede ser el punto de partida de un largo debate sobre los alcances de una política fiscal confiscatoria.

Es obvio que ante la grave carencia de recursos oficiales –la cual se agudizó por el “parón nacional” que ha provocado el cierre de miles de negocios para combatir la pandemia–, muy pronto, tal vez este mismo año, el Gobierno tendrá que buscar otras fuentes de ingreso para aminorar el déficit.

Ante el rechazo del Gobierno de endeudarse en el exterior o de aplicar una reforma fiscal que significaría aplicar tasas  más altas (por ejemplo, subir el IVA al 20 por ciento o más), nada más quedan opciones “atrevidas”, como la presentada por Ramírez Cuéllar.

Así, pese a la negativa presidencial y su aparente rechazo a la iniciativa del líder de Morena, esta última podría solucionar parte de los múltiples problemas que afronta el Gobierno para aumentar la recaudación.

====================================================================================

(*) Cartón de portada, tomado de Twitter

====================================================================================

| HECHO DIGITAL | ANÁLISIS | CDMX | 19-V-2020 |