Razón por la que Andrés Manuel López Obrador privilegia el uso de materiales fósiles para la generación de la energía eléctrica en México, en la pretendida ley cuya iniciativa envió al Congreso de la Unión, plantea Diego Fernández de Cevallos en su columna “Bitácora”



La iniciativa presidencial en materia eléctrica no debe de sorprender a nadie “porque está plenamente demostrado que el Presidente, al gobernar, mira al pasado porque tiene los ojos en la nuca, no en la frente”.

En su columna “Bitácora”, que ofreció oralmente apenas este jueves 11 de febrero en el espacio vespertino de noticias del que es titular el periodista Pepe Cárdenas en el consorcio radiofónico y televisivo de Grupo Fórmula, el otrora candidato presidencial por el PAN consideró también que Andrés Manuel López Obrador “está obsesionado en regresarnos al México de hace un siglo”.

“Ese es su proyecto para 130 millones de mexicanos, más los que se acumulen”, puntualizó Diego Fernández de Cevallos.  “La suya es una cuestión meramente ideológica, que se manifiesta en todo su proceder. Él no registra los cambios vertiginosos de todo orden que” se han dado “en el mundo, empezando por los portentosos avances en las nuevas tecnologías”,

Tras recordar que el pasado 3 de febrero la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) invalidó en lo sustancial la política de confiabilidad que emitió la Secretaría de Energía (Sener), porque privilegiaba a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en la generación y despacho de energía eléctrica, apuntó que “el Presidente necea, montado en su macho, para privilegiar” a la propia paraestatal que dirige Manuel Bartlett Díaz y evitar que la iniciativa privada compita con la que se precia de ser una empresa de clase mundial.

Dejó en claro que toda decisión para fortalecer y hacer competitiva a la CFE es válida y procedente, pero “hacerla operar sin competencia, como en el pasado ya remoto, es condenarla a la incompetencia”.

“El que no compite termina en la incompetencia”, remarcó, y su la CFE no compite seguirá siendo un barril sin fondos, causando grave daño al erario nacional, a la productividad nacional y una pesada carga para los mexicanos.

En este contexto, Fernández de Cevallos abundó:

–El Artículo 25 Constitucional, el 27 y muchos otros; tratados internacionales y leyes establecen que la competitividad es el conjunto de condiciones necesarias para generar un mayor crecimiento económico, promoviendo la inversión y la generación de empleos. De aprobarse ese bodrio de iniciativas, se dará un penoso espectáculo frente a los demás países. Habrá otras controversias constitucionales, como la que ya resolvió la SCJN, por supuesto habrá juicios de amparo y litigios internacionales con base en el Tratado de Libre Comercio (TLC). Y por supuesto, también muy grave, seguirá la fuga de capitales.

¿Cuáles son los pretextos del gobierno para tratar de justificar su iniciativa?, expuso y luego apuntó que son dos:

–Primero, que han venido abusando los particulares en esta cuestión de creación, producción, suministro de energía eléctrica.

–Y segundo, que se trata de garantizar la confiabilidad en el suministro de la energía eléctrica para la población.

“Sobre lo primero, si hay particulares que han abusado, pues que el gobierno evite esos abusos. Y que los sancione, que sancione a los abusadores. Y sobre la confiabilidad en la prestación del servicio, es solamente el pretexto para garantizar que la CFE opere sin competencia, que siga ruidosa y contaminante para defender qué: La soberanía del Estado”, profundizó. “Repito: Los ojos, cien años atrás de la historia de México y el mundo”.

Complementariamente, el columnista precisa que la pretendida ley eléctrica de AMLO viola también el artículo cuarto, el 27 y los tratados comerciales suscritos por México en materia ecológica, porque trata de privilegiar el uso de materiales fósiles , como el carbón y otros, afectando el medio ambiente.

… Pero surge, y aquí termino, la pregunta obligada:

¿Por qué el Presidente privilegia el uso de materiales fósiles para la generación de la energía eléctrica en México?

“La respuesta es clara: Él, como estudiante, se eternizó 12 o 14 años en la Universidad, reprobando muchas materias, lo que lo definió a él como un estudiante fósil y ser fósil está en la naturaleza del Señor Presidente”, finalizó Fernández de Cevallos.

Si resultó de tu interés, compártelo con tus amigos



| HECHO DIGITAL | CDMX | 12 – ENERO – 2021 |