Más que doloroso el último adiós del adolescente Alexander en el panteón oaxaqueño de Acatlán de Pérez Figueroa, donde fue asesinado por un policía municipal

La exigencia de justicia resonó fuerte en el sepelio de Alexander,  joven de 16 años de edad que fue asesinado a manos de la policía de Acatlán de Pérez Figueroa y  que desencadenó un fuerte reclamo social por el abuso policial.

Alexander había iniciado ya en la Tercera División de Fútbol Profesional su sueño de llegar a la Liga MX

Alexander, ciudadano norteamericano e hijo de padres oaxaqueños, fue asesinado la noche del martes a manos de policías municipales cuando fue con sus amigos por un refresco,  pero fue “confundido” con un delincuente.

Ayer en el último adiós en el panteón municipal de la comunidad ubicada en la región de la Cuenca, el padre del joven futbolista y estudiante, lanzó fuertes reclamos a las autoridades, da a conocer el periódico Imparcial de Oaxaca en su portal digital.

Y es que Alexander M.G., joven originario de Carolina del Norte, Estados Unidos, que nació el 14 de abril del 2004, soñaba con llegar como futbolista a la máxima categoría profesional del balompié mexicano.

“La Embajada (de Estados Unidos) ya está sobre la pista de todo esto y no voy a descansar, así tenga que mover cielo, mar y tierra, van a pagar los culpables y no queremos más policías criminales en esta región y municipio”, dijo con coraje el padre del joven asesinado.

Desgarró e hizo llorar al corazón la despedida brindada a Alexander por amigos en una cancha de fútbol rápido del municipio oaxaqueño Acatlán de Pérez Figueroa

“Basta de tantos muertos”, reclamó mientras sus familiares despedían al estudiante con globos blancos y pancartas.

“Y no voy a descansar hasta que mi hijo tenga justicia, si hay que extraditar a quien tenga que extraditar que lo hagan”, dijo con molestia.

(Ya hablé) con la Embajada Americana para que saquen a esos malditos policías; “Adán, me vale madre, voté por ti pero  por pendejo; oíste, voté por ti, voté por ti porque ibas a ser una buena persona, pero mira lo que me has hecho, a mi hijo”, reclamó.

El coraje por el crimen de su hijo no cesa y continúa con el reclamo a las autoridades.

“Ya dije en Estados Unidos que a mí me pasa algo, a mis hijos o a mi familia y sobre ti van, mataste a un niño inocente que no tenía la culpa de nada, no sabía lo que era un arma”, afirmó.

-Mira te llevaste a un niño, ellos (los policías) no actúan solos, ellos tienen una orden de matar, quién los manda, dime, aquí no hay nada que no se pueda decir, el único asesino sabemos quién es -prosiguió.

Y remató: “no voy a quitar el dedo de encima, basta de tanta muerte y de familias separadas”.

“Justicia”, reclamaron  sus familiares, amigos y conocidos que acudieron a darle el último adiós al panteón municipal a un joven que salió a la tienda y encontró la muerte.

==========================================================================

| HECHO DIGITAL | CDMX | 12-VI-2020 |