POR CARLOS MARÍN

El quiebre de lanzas ensordece: la 4T va sobre los “adversarios” y “corruptos” que gobernaron 18 años, bien como subordinados de tres ex presidentes o contra los propios Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

La cacería no se limita a panistas y priistas, sino a perredistas y apartidistas ex funcionarios y técnicos en distintas disciplinas, incluidos ex policías prominentes y veteranos de la seguridad nacional.

El abanico de supuestos criminales que de manera sumaria se dan ya por culpables es tan amplio como incalculable el número de ex servidores públicos implicados en la desaparición de normalistas de Ayotzinapa, la llamada estafa maestra, los sobornos de Odebrecht, la compra inflada de una planta de fertilizantes, la polvorienta operación rápido y furioso y hasta el ilusorio “narco-Estado”, del que Jorge Fernández Menéndez publicó en Excélsior de ayer: Decir que México fue un narco-Estado puede ser publicitariamente útil, pero las palabras son muy poderosas, hay que tener cuidado en cómo se utilizan. Si el México del pasado inmediato fue un narco-Estado, también podría serlo en el presente, porque en el ámbito de la seguridad no han cambiado mucho las cosas, más bien, al contrario. Y los costos de esa definición pueden ser altísimos en el terreno diplomático, económico, comercial y de seguridad.

A la reacción sobre los graves señalamientos presidenciales y el desafío para que si no tiene pruebas mejor se calle, Andrés Manuel López Obrador dobla su apuesta: “Ayer se enojó el ex presidente Calderón conmigo. ¿Yo qué culpa tengo? Si no es conmigo, es con el juez de Estados Unidos. García Luna fue su secretario de Seguridad Pública y todos los que están siendo señalados ahora, Palomino, Pequeño, hasta los premiaba. ¿Que porque saludé yo a la mamá de Guzmán Loera? Pues la volvería a saludar si la encuentro, ahora ya no de mano, porque no puedo. Pero, ¿cómo no voy a saludar a una anciana? ¿Que se liberó al hijo de Guzmán Loera? Pues sí, yo tomé la decisión, porque no quise que perdieran la vida cientos de personas, eso lo asumo. Pero que él nos diga todo lo que sabe sobre García Luna, porque fue su secretario de Seguridad Pública”, insistió.

HASTA PARECE QUE NO ROMPE UN PLATO

¿YO QUÉ CULPA TENGO?, PREGUNTA AMLO SOBRE ENOJODEL EX-PRESIDENTE CALDERÓN TRAS BUSCARLE PLEITOEl presidente Andrés Manuel López Obrador se enganchó en la respuesta del ex-mandatario Felipe Calderón Hinojosa a su señalamiento de que en el sexenio de éste imperó el narco-Estado.Tan pronto AMLO le lanzó ese dardo, Calderón Hinojosa acuso de recibido el mismo con un revire en entrevista con el periodista Joaquín López Dóriga, en la barra de noticias de la radio del Grupo Fórmula:“Me podrán criticar muchas cosas, habrá quien incluso esté de acuerdo en desacuerdo con esa actitud y estrategia, pero yo no soy el Presidente que anda saludando a la mamá del ‘Chapo’ [Guzmán], no liberé a ningún criminal en ninguna circunstancia, ni a los hijos del ‘Chapo’ ni a los sobrinos. Soy el Presidente del gobierno que más criminales ha extraditado ante la justicia de Estados Unidos, el que más ha capturado a los más buscados de la justicia, 25 de 34”.“Puede haber que haya gente que incurrió en corruptelas, eso lo demostrarán las autoridades una vez que se llevan a cabo los juicios y se desahoguen las evidencias, pero de que había un gobierno totalmente comprometido y determinado en la lucha contra la delincuencia fue el mío”.Los apuntes del ex-mandatario panista fueron tema en la trinchera de su rival político, "La mañanera", este martes 11 de agosto. El político tabasqueño alargó la polémica con el michoacano:Dijo que si Calderón Hinojosa no se dio cuenta en todo su sexenio de "las transas" de su secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, con el narcotraficante Joaquín Guzmán Loera, "puede estar tranquilo y no enojarse conmigo".Y abundó:"Ayer se enojó el expresidente Calderón conmigo, ¿yo qué culpa tengo? Si no es conmigo, es con el juez de Estados Unidos. García Luna fue su secretario de Seguridad Pública y todos los que están siendo señalados ahora: Palominos, Pequeño, hasta los premiaba.“’Que porque saludé a la mamá de Guzmán Loera’, pues la volvería a saludar si me la encuentro, ahora ya no de mano porque no puedo, pero ¿cómo no voy a saludar a una anciana? ‘Que se liberó al hijo de Guzmán Loera’, pues sí, yo tome la decisión porque no quise que perdiera la vida de cientos de personas, eso lo asumo, pero que él nos diga todo lo que sabe sobre García Luna, porque fue su secretario de Seguridad Pública", expuso en la conferencia de Palacio Nacional.López Obrador manifestó que no es su costumbre quedarse callado "como lo quieren los conservadores" a los que les ofreció una vez más disculpas y pidió esperar a ver los resultados de las investigaciones contra García Luna y el propio ex director de Pemex, Emilio Lozoya."Les recomendaría que se serenen, que esperen a ver en qué va a terminar el juicio de García Luna, en qué termina el juicio de Lozoya y el que nada debe nada tiene; si Calderón no tuvo nada que ver, si García Luna actuaba por su cuenta, si en seis años no se dio por enterado de lo que hacía García Luna, ¿de qué se va a preocupar? Debe estar tranquilo, que no me eche la culpa a mí; ahora sí que como diría el clásico: ‘¿y yo por qué?’", destacó en su respuesta a Calderón.Para evitar que la corrupción manche el gobierno que encabeza, el presidente López Obrador reveló que demandó a su gabinete denunciar cualquier conducta sospechosa "sea quien sea", ya que sería "una traición" al pueblo de México que casos como el de García Luna o Emilio Lozoya se repitan en la actual administración.Sería, agregó, “hacerle el caldo gordo” al conservadurismo de que todos somos iguales.Por eso, además de despedir a cualquier ex colaborador de García Luna en el gobierno, exigió a sus colaboradores que no sólo la Secretaría de la Función Pública (SFP) se encargue de monitorear el buen comportamiento de los servidores públicos."Lo único que podría afectarnos es que se dieran casos de corrupción en el gobierno, sería una gran decepción, un traición y se darían gusto los conservadores" indicó el mandatario al solicitar la ayuda de los ciudadanos para limpiar al gobierno de corrupción."Si hay un servidor público de este gobierno que ya lo están viendo muy fantoche, tirando aceite, ayúdennos" externó ante los medios de comunicación.- (Información del periódico "Excélsior", de Ciudad de México)| HECHO DIGITAL | CDMX | 11 – VIII – 2020 |

Posted by Hecho Digital on Wednesday, August 12, 2020

Pues lo más seguro es que no supiera nada Calderón, como tampoco Mike Vigil, el ex jefe regional de la DEA en México y Centroamérica, quien me reitera que durante 12 años nunca tuvo mejor relación y mayor confianza que con quien encabezó la Agencia Federal de Investigación en el foxiato y la SSP durante el calderonato, ni la ex embajadora Roberta Jacobson y todas las agencias estadunidenses y del resto del mundo que hicieron equipo antidrogas con el ex secretario.

Contra la vacilada de que López Obrador y Peña Nieto “pactaron”, el fiscal Gertz dejó ayer claro que van tendidos contra el ex presidente y su secretario de Hacienda, Luis Videgaray.

A comprar palomitas. Sobre la ruina nacional se levanta un colosal circo…


Tema de la columna “El asalto a la razón”, publicada por el periódico “Milenio” (de Ciudad de México”), con el título “Se agotan las entradas”


♦ ♦ Cartón de portada, del monero JABAZ, publicado por el periódico “Milenio” (de Ciudad de México”)


| HECHO DIGITAL | CDMX | 12 – VIII – 2020 |