El presidente de la Comisión de Turismo de la Cámara de Diputados, Luis Alegre Salazar (Morena), y el presidente municipal de los pocos municipios seguros hasta ahora de Quintana Roo (Cozumel), Pedro Joaquín Delbouis (PRI).

Ambos son en estos momentos cartas ya visibles y posibles de sus partidos para la gubernatura quintanarroense, aunque al munícipe cozumeleño le pesa el apellido más que el posicionamiento de Morena en Quintana Roo por el efecto AMLO en los últimos comicios presidenciales y el fenómeno del caciquismo que es arma útil de batalla en manos del contrario.

Y tal peso en el apellido, ¡como es la vida!, no tiene origen en su padre, Pedro Joaquín Coldwell -que junto con el ex-gobernador Jesús Martínez Ross sentó los cimientos de ese Estado que sucesores de ambos han ido erosionando-, sino en un tío, el mandatario actual de esa entidad del Caribe mexicano, Carlos Joaquín González, que al iniciar este mes que concluye ya en pocos días figuraba, de acuerdo con una encuesta de Arias Consultores, como el tercer peor gobernante mexicano, detrás del de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, y del Estado de México, Alfredo del Mazo Maza.

Con una carrera propia, aunque con el acogimiento natural de su padre que también escaló peldaños en el servicio público de carrera (apenas el año pasado concluyó su gestión como Secretario de Energía), político (fue presidente nacional del PRI), cameral (fue Senador) y diplomático (como Embajador de México en Cuba), Pedro Joaquín Delbouis rema contra la adversidad, al tiempo que el hijo del empresario radiofónico cancunense Gastón Alegre López lo hace internamente en su partido por las aspiraciones semejantes de Freyda Maribel Villegas Canché, el Dr. José Luis Pech Várguez y hasta la presidenta municipal de Benito Juárez, con cabecera en Cancún, Mara Lezama Espinosa.

Esta imagen corresponde al jolgorio de Morena por los 85 años de vida del empresario radiofónico cancunense Gastón Alegre, en su momento ex-aspirante a la gubernatura de Quintana Roo y padre del ahora legislador Luis Alegre Salazar. Entre todos ellos sólo uno se ha adelantado al viaje eterno, el ex-presidente municipal de Othón P. Blanco (con cabecera en Chetumal), Hernán Pastrana Pastrana (en segundo plano, a la izquierda de la munícipe de Benito Juárez, Mara Lezama Espinosa, y abrazado por el vástago del festejado.

Llegado el momento de la sucesión en Quintana Roo habrá que ver si los mencionados continúan tan “cuates” como hasta ahora, como al menos proyectan en fotografías y videos.

… Dejémoslo al tiempo.