El INAH informa que hay lugares donde las aguas no han cedido por completo: Filtraciones en la Catedral

POR JOSÉ CORTAZAR NAVARRETE

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) integra un reporte de daños en las estructuras de interés cultural y patrimonio histórico en Yucatán, tras las copiosas lluvias que causó la tormenta tropical “Cristóbal.

Eduardo López Calzada, director del Centro INAH-Yucatán, destacó que hasta el momento se han emitido tres reportes de daños en estructuras, iglesias y sitios arqueológicos.

El director del Centro INAH-Yucatán, Eduardo López Calzada

Se esperan otros más –añadió, vía telefónica–, una vez que bajen las aguas en algunas poblaciones del interior del estado que resultaron seriamente afectadas por el citado fenómeno.

López Calzada dijo que hay recintos, principalmente iglesias, que por su antigüedad y falta de atención previa a las lluvias reportan filtraciones y daños mínimos.

Al respeto, citó el caso de la Catedral de Mérida, pero también la Pinacoteca del Estado, además de otros recintos religiosos en el interior del estado.

Explicó que ha solicitado al Obispo Auxiliar Pedro Mena Díaz, integrante de la Comisión de Arte Sacro, su apoyo para que sacerdotes y responsables de  iglesias y centros de culto en el interior del Estado emitan reportes de las condiciones de parroquias y construcciones.

De esa forma se tendrá un informe más concreto sobre las condiciones de estos edificios, que integran el catálogo de recintos culturales y patrimonio del Estado y la Federación.

–Esta misma semana, abundó, se completará la visita y el dictamen de los daños en el ex convento de San Agustín, en el municipio de Tekantó, donde las lluvias ocasionaron la caída de un campanario y destrozos de corredores y una sección del edificio que data del siglo XVIII, expuso.

Una vez preparado el dictamen los daños y con el apoyo de la empresa aseguradora, se espera poder tener muy pronto los recursos para recuperar esa estructura, manifestó.

–En este momento se ha solicitado a la Arquidiócesis de Yucatán su intervención, para que se haga una revisión completa de daños y la toma de posibles acciones en estos monumentos religiosos.

La tarea por realizar es anticiparse con la limpia de techos y la impermeabilización y mantenimiento a estructuras con posibles daños, para dar una prioridad a su atención, comentó.

Expuso que será importante esperar para tener todos los reportes, ya que en algunas poblaciones del Centro y Sur del estado el agua aún mantiene copadas estructuras e iglesias.

No han bajado los niveles de agua en algunas poblaciones y hay sacerdotes que no han podido retornar a sus comunidades para evaluar iglesias, ermitas y estructuras del patrimonio histórico cultural, agregó.

Para finalizar, comentó que, se están haciendo evaluaciones en el Centro Histórico de Mérida, donde  en construcciones y monumentos históricos que resultaron afectados por la humedad, tras el paso del fenómeno tropical.

Esto incluye no sólo a la Catedral de Mérida y sus filtraciones, sino a templos y edificios anexos que ya se advierten frágiles, comentó.– (Colaboración especial para HECHO DIGITAL / 18-VI-2020)