En cuanto se supo que el Presidente Andrés Manuel López Obrador se había contagiado de Covid-19, una pregunta comenzó a resonar en medios políticos: ¿Qué pasaría si el Jefe de la nación mexicana muere?

El portal del diario “El Informador”, de Guadalajara, dice lo siguiente:

La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos señala en su artículo 84, relativo a las funciones y responsabilidades del Poder Ejecutivo Federal, que en caso de “falta absoluta del Presidente de la República”, será el secretario de Gobernación quien ocupe provisionalmente el cargo.

En este caso, la responsabilidad recaería en Olga Sánchez Cordero, “en tanto el Congreso nombra al Presidente interino o substituto, lo que deberá ocurrir en un término no mayor a sesenta días”.

En este lapso, la secretaria de Gobernación no podría remover o designar a los secretarios de Estado sin autorización previa de la Cámara de Senadores.

Existen además dos consideraciones importantes a tomar en cuenta en caso de una posible muerte del Presidente de la República:

♦ En el primer caso, si la muerte del Presidente ocurriera en los dos primeros años de su Gobierno, el Congreso de la Unión fungiría como Colegio Electoral y nombraría, a través de una mayoría absoluta de votos, a un Presidente interino.

(López Obrador ingresó el pasado día uno de enero en el vigésimoquinto mes de ejercicio).

Pasados diez días, sería el mismo Congreso el que emitiría una convocatoria para la elección del Presidente que concluiría el periodo de Gobierno respectivo (o sea, hasta 2024).

♦ Si la muerte del mandatario ocurre en los últimos cuatro años de su Gobierno, como es el caso del Presidente López Obrador, el Congreso de la Unión designaría al Presidente substituto que concluiría el periodo, siguiendo el mismo procedimiento que en caso del Presidente interino.

Si resultó de tu agrado, compártelo con tus amigos



| HECHO DIGITAL  | CDMX  | 24 – ENERO – 2021  |