Nadie en 12 años había infringido la prohibición de escalar el Castillo de la zona arqueológica yucateca de Chichén Itzá: Arrestada y turnada a juez calificador municipal


 POR PEPE TOÑO MANZANILLA


Una aparente turista mexicana rompió este primer domingo del nuevo año una prohibición establecida hace 12 calendarios en la zona arqueológica yucateca de Chichén Itzá –la de escalar el Castillo en el que anualmente desciende y asciende la serpiente de Kukulcán en los equinoccios del 15 de marzo y 22 de septiembre. El motivo: Cumplir una promesa a su difunto esposo, cuyas cenizas llevaba consigo al momento de su osadía.

 
La prohibición de subir a la estructura milenaria se dispuso en 2008, con sanción administrativa. Por ello, cuando la mujer descendió del Castillo, agentes de seguridad del lugar la pusieron a disposición del juez calificador del municipio de Pisté, cercano a la zona arqueológica.
 
Para lograr su cometido de escalar los 91 escalones del Castillo, la fémina saltó las cuerdas de seguridad que hay entre la pirámide y quienes la visitan.
La identidad de la mujer se desconoce aún.
 
El atrevido acto de la mujer –filmado y subido a las redes sociales por visitantes que lo presenciaron–, probablemente amerite la intervención de las autoridades del Instituto Nacional de Antropología e Historia en Yucatán, conforme a lo dispuesto por la a Ley Federal Sobre Monumentos y Zonas Arqueológicas, Artísticos e Históricos. La misma establece que un infractor debe “ser citado por el instituto competente”, quien dictará la “resolución que proceda”, incluso económica de ser el caso.- (Colaboración)


| HECHO DIGITAL | CDMX | 3 -ENERO – 2021 |