Preocupante erupción del “Taal”, ubicado en la isla del mismo nombre y a 60 kilómetros de la capital de ese país, Manila: Se teme hasta un tsunami

La madrugada de este lunes se conoció de la evacuación de los primeros 24 mil 500 habitantes de municipios de Filipinas ubicados alrededor del volcán Taal, horas antes de que este empezara a escupir lava que alcanza ya a la capital de ese país, Manila, separada de ese “monstruo” por una distancia de 60 kilómetros.

Diario Información, de Alicante, España, dio a conocer que pobladores en riesgo que disponen de transporte propio abandonaron sus hogares en busca de refugio.

Por otro lado, y con antelación, el portal RT recordó que por primera vez en más de 40 años entró en erupción el “Taal”, tras hacerlo este domingo 12 de enero.

Tras aumentar el nivel de amenaza en tres ocasiones a lo largo del domingo, la alerta se situó por la tarde en ‘erupción peligrosa inminente’.

Ya el Instituto Filipino de Vulcanología y Sismología había advertido la necesidad de evacuar totalmente a moradores de la isla del volcán “Taal”, a la par de los de otras áreas en alto riesgo –aquellas situadas en un radio de 14 kilómetros desde el cráter principal–, ante la amenaza de tsunami volcánico y corrientes de flujo piroclástico.

La erupción dominical fue captada por cámaras de vigilancia utilizadas para monitorear el volcán, así como por varios residentes de la zona.

El último período activo del Taal se remonta a 1977, cuando se registró una gran erupción que produjo un cono pequeño de ceniza volcánica dentro del cráter principal.

La erupción inicial fue descrita como ‘freática’, es decir, aquella en la que el magma entra en contacto con el agua, que se evapora rápidamente causando una explosión de vapor, agua, ceniza y piedras.

Debido a la erupción, las autoridades del aeropuerto de .a capital filipina de Manila han informado que todos los vuelos, tanto de llegada como de salida, fueron suspendidos temporalmente.

El Taal forma parte de los llamados ‘Volcanes de la década’, 16 montañas conocidas por sus erupciones violentas y mortales en el pasado.

Todas están bajo estudio y monitoreo por la Asociación Internacional de Vulcanología y Química del Interior de la Tierra.—(Información tomada tambipen de la web del diario “Zócalo”, de Saltillo -12/I/2020)