La mujer policía y tres compañeros que protagonizaron la muerte de una mujer identificada como Victoria Esperanza Salazar Arriaza –que ahora se sabe es originaria de El Salvador–, este último sábado (27 de marzo) en el polo turístico quintanarroense de Tulum, se encuentran ya en el Centro de Readaptación Social de Tulum y serán presentados ante un juez de control en materia penal para que respondan por el delito de homicidio que ha conmocionado e irritado a México y el mundo, además de que le ha costado el cargo de jefe policíaco de ese destino de sol y playa al Comandante Nesguer Vicencio Méndez-

El puesto ha sido encargado al Comandante Carlos Lázaro Caraveo Vázquez.

La culpabilidad del cuarteto policial fue determinada por especialistas en criminalística y medicina forense de la Fiscalía General de Justicia de Quintana Roo, tras la necropsia de ley al cuerpo de la víctima fatal.

De acuerdo con la representación social, el sometimiento y el grado de fuerza de sometimiento a la mujer por parte de los elementos policíacos fue brutal e inmoderado. “No fue acorde con la resistencia de la víctima lo que ocasionó una desaceleración con rotación del cuello, violándose con ello lo establecido en la Ley Nacional sobre el uso de la fuerza”-

El cuerpo de Salazar Arriaza presentó una fractura de la columna vertebral por uso excesivo de la fuerza con la que fue sometida para arrestarla. La fractura se dio en la parte superior de la columna vertebral, tanto en la primera como en la segunda vértebras,

–“La técnica policial de control corporal aplicada y el nivel de fuerza utilizado, se realizó de manera desproporcionada, inmoderada y con un alto riesgo para la vida, ya que no fue acorde con la resistencia de la víctima lo que ocasionó una desaceleración con rotación del cuello, violándose con ello lo establecido en la Ley Nacional sobre el uso de la fuerza” –se señala en un comunicado de la Fiscalía quintanarroense–. “Las lesiones referidas, de acuerdo a los dictámenes en materia de criminalística, medicina forense y al material videográfico, que forman parte de la carpeta de investigación, son compatibles y coinciden con las maniobras de sometimiento que se le aplicaron a la víctima durante el proceso de su detención y antes de fallecer”.

En el propio anuncio escrito se precisa que fue durante la madrugada de este lunes 29 de marzo en que “el Ministerio Público que conoce del caso ejerció la acción penal en contra de los cuatro policías municipales por su probable participación en hechos señalados por la ley como feminicidio y en las próximas horas serán ingresados al centro de detención correspondiente y a disposición de un juez de control”.

La identidad de la mujer se supo a través de un tuit en referencia al asesinato del presidente de El Salvador, Nayib Bukele, y del pronunciamiento sobre el propio crimen del mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador, en “La mañanera” de este inicio de semana.

Cabe apuntar que el Comandante Nesguer Vicencio Méndez (fotografía de arriba) no está sujeto a investigación, pero fue relevado del cargo como responsable directo de los elementos que, al someter a Victoria, le provocaron la muerte.

De acuerdo con el portal digital “Expreso” (de Sonora), el ahora ex funcionario fue nombrado en el cargo el ocho de marzo de 2020, en sustitución de Jesús Pérez Abarca, designado por el ahora secretario de Seguridad Pública con licencia de Quintana Roo, Jesús Alberto Capella Ibarra, el 20 de junio de 2019.

Pérez Abarca había fue renunciado al cargo de secretario de Seguridad Pública en Cancún, el 16 de mayo de 2019. Su llegada a la corporación desató rápidamente inconformidades e incluso un motín por parte de los elementos, quienes denunciaron públicamente que él y Capella Ibarra, pretendían obligar a recabar datos de empresarios, negocios y domicilios, para armar bases de datos, con fines poco claros.

Al dejar el cargo, Abarca fue sustituido en Cancún por Eduardo Santamaría Chávez, y fue colocado en Tulum, por Capella.

Santamaría Chávez fue separado del cargo, en Cancún, en noviembre del año pasado, luego de la represión armada de una manifestación ciudadana, durante la cual elementos a su cargo dispararon en contra de las y los asistentes, hiriendo y lesionando a varias personas. (De Nuestra Redacción con información de Agencias)

Si resultó de tu interés, compártelo con tus amigos



| HECHO DIGITAL | CDMX | 29 – MARZO – 2021 |