A la esposa de Joaquín “El Chapo” Guzmán (Loera), Emma Coronel Aispuro, le fue negado este martes 23 de febrero el beneficio de libertad condicional por un juez federal de Washington DC, durante la comparecencia inicial ante el mismo a través de videoconferencia, luego de que ayer fuera arrestada en el aeropuerto internacional de Dulles, en el Estado de Virginia.

El argumento para retenerla detenida es que se le considera viable a fugarse, máxime que “trabajaba de cerca con la estructura de comando y control” del Cártel de Sinaloa, particularmente al lado de su esposo, sentenciado en 2019 a cadena perpetua, pena que cumple en el penal de máxima seguridad de Colorado.

A Emma Coronel, de 31 años de edad, se le acusa de a ayudar a su cónyuge a dirigir el Cártel multimillonario de Sinaloa y se le atribuye la planeación y de la audaz fuga de “El Chapo” de la prisión mexicana de El Altiplano, en Almoloya de Juárez, en 2015.

Emma Coronel Aispuro, poco antes de comparecer ante el juez federal estadounidense Robin Meriweather

Ante la orden del juez de que Emma Coronel permanezca detenida, a su abogado defensor, Jeffrey Lichtman, no le quedó más que “consentir” la resolución.

En la comparecencia, en la que se apoyó en un intérprete en español, no obstante de hablar perfectamente el inglés en su calidad de mexicana-estadounidense, Emma Coronel escuchó los cargos que le leyera el juez federal Robin Meriweather.

De acuerdo con el periódico estadounidense The Washington Post, el juez Meriweather explicó que su decisión de que la esposa de “El Chapo” continúe detenida se basó en que los fiscales habían proporcionado razones suficientes para mantener a Coronel tras las rejas por ahora.

El fiscal Anthony Nardozzi dijo que el gobierno de Estados Unidos creía que Coronel debería permanecer encarcelada, argumentando que ella “trabajaba de cerca con la estructura de comando y control” del cartel de Sinaloa, particularmente con su esposo.

Nardozzi sostuvo que Emma Coronel conspiró para distribuir grandes cantidades de drogas, sabiendo que serían contrabandeadas ilegalmente a Estados Unidos. Ella tenía acceso a socios criminales, incluidos otros miembros del cartel, y “medios financieros para generar un grave riesgo de fuga”, añadió.

Si la Emma Coronel la declaran culpable, podría enfrentar más de 10 años de prisión.

Su arresto es el último giro en la sangrienta saga multinacional que involucra a Guzmán Loera y su Cártel de la droga de Sinaloa.

Guzmán, cuyas fugas de película de prisiones en México alimentaron la leyenda de que él y su familia eran casi intocables, fue extraditado a Estados Unidos en 2017 y está cumpliendo cadena perpetua.

Sus fugas de prisión lo convirtieron en leyenda y suscitaron serias dudas sobre si el sistema de justicia de México era capaz de hacerlo responsable.

En su segunda fuga, “El Chapo” escapó por un túnel con conexión debajo de la ducha en su celda, el cual contaba con iluminación a lo largo de 1.6 kilómetros. Completó el escape a bordo de una motocicleta sobre rieles. La planificación para la fuga fue extensa, dicen los fiscales, con su esposa jugando un papel clave.

Los documentos judiciales acusan que Coronel trabajó con los hijos de Guzmán y un testigo, que ahora coopera con el gobierno de los Estados Unidos, para organizar la construcción del túnel subterráneo que Guzmán usó para escapar de la prisión del Altiplano para evitar su extradición a los Estados Unidos. un terreno cerca de la prisión, armas de fuego y una camioneta blindada y contrabandear un reloj GPS para que pudieran “localizar su paradero exacto y construir el túnel con un punto de entrada accesible para él”, dicen los documentos judiciales.

Cuando menos se esperaba, Emma Coronel –quien tiene dos hijas pequeñas con “El Chapo” Guzmán– fue arrestada, acusada de ayudarlo a dirigir su imperio criminal.

En una denuncia penal por un solo cargo, Coronel fue acusada de conspiración para distribuir cocaína, metanfetamina, heroína y marihuana en Estados Unidos.

Como el narcotraficante más poderoso de México, Guzmán Loera dirigió un cártel responsable del contrabando de montañas de cocaína y otras drogas a Estados Unidos durante su reinado de 25 años, dijeron los fiscales con base en documentos judiciales recientes.

También citaron que su “ejército de sicarios”, o “sicarios”, tenía órdenes de secuestrar, torturar y matar a cualquiera que se interpusiera en su camino.

Acompañados de sus padres durante una de las celebraciones como reina de belleza 

Coronel, quien era una reina de belleza en su adolescencia, asistía regularmente al juicio de Guzmán, incluso cuando el testimonio la implicaba en sus fugas de prisión. Los dos, separados en edad por más de 30 años, han estado juntos desde al menos 2007, y sus hijas gemelas nacieron en 2011.

Su padre, Ines Coronel Barreras, fue arrestado en 2013 con uno de sus hijos y varios otros hombres en posesión de  cientos de libras de marihuana, en un almacén al otro lado de la frontera de Douglas, Arizona. Meses antes, el Tesoro de Estados Unidos había anunciado sanciones económicas contra su padre por su presunto tráfico de drogas.

Después de que Guzmán fue arrestado nuevamente luego de su fuga, Coronel presionó al gobierno mexicano para que mejorara las condiciones carcelarias de su esposo. Y después de que fue condenado en 2019, ella se movió para lanzar una línea de ropa a su nombre.

Mike Vigil, exjefe de operaciones internacionales de la Drug Enforcement Administration, dijo que Coronel “ha estado involucrada en el tráfico de drogas desde que era una niña. Ella conoce el funcionamiento interno del cartel de Sinaloa “.

Dijo que ella podría estar dispuesta a cooperar.

“Tiene una gran motivación, y son sus gemelos”, apuntó Vigil.- (De Nuestra Redacción con información de Noticieros de Radio y Televisión de Ciudad de México, así como de Agencias)

Si resultó de tu interés, compártelo con tus amigos



| HECHO DIGITAL | CDMX | 23 – FEBRERO – 2021 |