Al igual que bautizos y primeras comuniones, por el cierre de templos, que podrían reabrir sus puertas en julio

POR JOSÉ CORTAZAR NAVARRETE

Hasta el momento se han pospuesto durante los últimos cuatro meses unas mil 680 bodas en las iglesias católicas, así como decenas de bautizos, primeras comuniones y confirmaciones.

El presbítero Jorge Martínez Ruz, vocero de la Arquidiócesis de Yucatán, señaló que hasta este jueves 11 de junio no hay fecha para la reapertura de las iglesias, prevista en la tercera ola de reactivación en el Estado.

El religioso explicó que es posible una reanudación en el mes de julio.

En este momento está autorizado el funcionamiento de los anexos parroquiales y servicios de información a cargo de una secretaria, pero no los centros de culto público, especificó.

De mejorar las condiciones y previa autorización del Gobierno del Estado se irá restableciendo gradualmente las actividades en las 140 parroquias de la Arquidiócesis de aprobarse la reapertura en julio.

De todas formas, no se ha fijado la fecha de reanudación porque las condiciones sanitarias aún son precarias y el semáforo es de alerta.

Además, queda claro que los espacios donde se concentra gran cantidad de gente no pueden por ahora retomar actividades, y este es el caso de los templos, dijo.

El vocero de la Arquidiócesis de Yucatán, Presbítero Jorge Martínez Ruz

Martínez Ruz destacó que, por el momento, será importante cuidarse y observar las normas de higiene que nos indican las autoridades. De esta manera se podrán mantener las condiciones para reducir los contagios y el impacto del daño del virus, explicó.

En este momento, estamos conscientes que la nueva realidad también tendrá un impacto en los centros de culto religioso, ya que la sana distancia obligará a reducir 40 por ciento el aforo en las iglesias.

Por tanto, será importante que los fieles tomen conciencia de esta nueva disposición y que los sacerdotes, responsables de cada parroquia, inicien los procesos de cambio que se deberán aplicar.

Será preciso que la población católica se informe debidamente, ya que hay muchos aspectos que serán diferentes, añadió.

Según algunos datos, se han reprogramado unas mil 680 bodas religiosas –espero que nadie se haya arrepentido, dijo en broma el entrevistado–, y se espera poder realizarlas en fechas ya reservadas.

Además, decenas de bautizos, primeras comuniones y confirmaciones se han pospuesto, y será importante reagendar, ofreciendo información oportuna a los contrayentes, padres y padrinos, sobre las normas de sana distancia y medidas sanitarias específicas, dijo.

Cuestionado sobre la reapertura de templos de la Prelatura Cancún-Chetumal, en Quintana Roo, a partir del próximo domingo 14 de junio, detalló que es otra jurisdicción y otro Estado, y se rige por otras autoridades.

El Padre Martínez Ruz puntualizó que la prioridad de la Arquidiócesis es salvaguardar a la población católica, primordialmente a los ancianos, que han sido, como se sabe, los más afectados por la pandemia del coronavirus.— (Colaboración especial para HECHO DIGITAL-11-VI-2020)