Señala Arzobispo yucateco durante Misa por la Patria: Verdaderos héroes modernos en el personal de salud



POR JOSÉ CORTAZAR NAVARRETE



La pandemia no es castigo de Dios sino un mal necesario para cuidarnos y protegernos, sentenció el Arzobispo de Yucatán Gustavo Rodríguez Vega en la homilía de la Misa que marcó la reapertura de los templos, tras el cierre obligado para evitar contagios.

Asimismo, el Pastor de los católicos yucatecos rindió homenaje, este martes 15 de septiembre, a los modernos héroes que integran el cuerpo sanitario y que con su esfuerzo y conocimiento se han enfrentado a la emergencia.

Así se expresó Monseñor Rodríguez Vega durante la Misa por la Patria, con la que se reiniciaron las actividades religiosas en Yucatán, luego de 180 días de cierre de templos y suspensión de oficios ante el avane del Covid-19.

Al referirse a los nuevos héroes nacionales, el Arzobispo exaltó la dedicación, el compromiso y el valor de médicos, enfermeras, asistentes y profesionales de la Medicina entregados durante largos horarios y extenuantes jornadas a auxiliar a los enfermos.

La Catedral de Mérida abrió sus puertas nuevamente bajo estrictas medidas de seguridad sanitaria, y a la Misa por la Patria asistieron unas 100 personas, entre funcionarios estatales y municipales, medios de comunicación y un grupo de feligreses.

El arzobispo Gustavo Rodríguez Vega ofició una buena parte de la ceremonia con cubre bocas y aplicando las nuevas disposiciones mandatadas por la Conferencia del Episcopado Mexicano para los ritos y ceremonias.

Se respetó en todo momento la sana distancia, sobre todo en momentos como el saludo de la paz, y se  entregó el sacramento de la comunión en la mano a los fieles.

El líder religioso habló de la nueva realidad que viven los católicos yucatecos y señaló de manera fuerte que “la pandemia no es un castigo de Dios”, sino la oportunidad de reflexionar y establecer cambios para todos en nuestras formas y actos y en la necesidad de recuperar aspectos de nuestra “casa común”, nuestro entorno y nuestro planeta.

Destacó que desde niños nos enseñaron sobre los héroes que forjaron nuestra patria y a quienes conocimos como personas intachables.

Sin embargo, expuso, fueron personas de carne y hueso y cometieron errores y también grandes aportaciones, como también lo hicieron a quienes se les identifica como anti-héroes de nuestra patria.

  • Hoy debemos reconocer, enfatizó, el verdadero esfuerzo de los nuevos héroes de nuestra nación, que son todo el personal sanitario que lucha contra la pandemia.

La labor de estos héroes, recalcó, no ha concluido y permanecerá aún más tiempo, hasta que la ciencia logre controlar el daño que ocasiona esta enfermedad, que en nuestro país ha cobrado miles de víctimas, dijo.

El gobierno de Yucatán hizo su parte, y también los médicos y enfermeras y todo el cuerpo sanitario –los nuevos “héroes nacionales”– han dado su mejor esfuerzo-

Muchos de ellos, recordó, han dado su vida para atender a sus pacientes, recalcó y tendrían que ser canonizados, aunque, primero habrá que hacer una investigación, argumentó Rodríguez Vega.

“Ha sido un verdadero sufrimiento para muchos católicos ver las puertas cerradas de los templos y no poder ir a la eucaristía. Ha sido un dolor hablar delante de una cámara, aun sabiendo que miles de laicos seguían la eucaristía” —declaró.

“El sufrimiento es para el pueblo de Dios en general, pero fue un mal necesario para cuidarnos y protegernos en esta pandemia que todavía no acaba.

“Gracias a Dios –continuó– que hemos llegado a un momento en que se han podido abrir negocios y que la Iglesia abre sus puertas, pero hay que proceder con cautela”, sostuvo desde el púlpito.

El Prelado subrayó: “Muchos no creen (en el Covid 19) hasta que alguien en su familia o ellos mismos se han visto contagiados, pero no es cuestión de creer o no creer, es una realidad palpable.

“Pedimos por las autoridades civiles, pero especialmente con más fuerza en este tiempo porque han necesitado de mucha sabiduría para tomar las mejores decisiones a favor de nuestro pueblo; fortaleza para las contradicciones y críticas de los que no han comprendido las medidas, y por eso necesitan de nuestra oración”, manifestó.

Finalmente, Rodríguez Vega señaló que “en algunos lugares las autoridades civiles no han estado a la altura de las circunstancias.

“Gracias a Dios –subrayó– aquí sí, aunque haya medidas dolorosas, los hemos visto comprometidos”, dijo el líder religioso yucateco.- (Colaboración especial para HECHO DIGITAL / 15 – IX – 2020)