Insisten con medidas trilladas en medio de una grave situación de contagios y fallecimientos crecientes



Cada vez con más frecuencia, el Gobierno de la 4T incurre en el defecto de “dime de qué presumes y te diré de qué careces”.

Con motivo de la pandemia, que ha puesto al sistema hospitalario del Valle de México al borde del colapso, el llamado semáforo epidemiológico ha sido literalmente mandato al carajo por las autoridades.

Le jefa de Gobierno capitalino Claudia Sheinbaum ya no dice que la Ciudad de México está en color naranja, “tirando a rojo” –y un rojo “intenso”, se llegó a decir–, sino que se limita a señalar que el sitio se encuentra “en alerta máxima por Covid 19”.

Y no sólo eso, sino que se adoptan medidas tipo “toque de queda”, como cerrar el Centro Histórico a partir de las 17 horas del lunes 14 de diciembre, pero se prefiere llamarlas “medidas restrictivas”.

Ese afán de cambiarle de nombre a las cosas es para que el “líder máximo” de este país no se moleste, pues en su “democrática visión” no tiene cabida el toque de queda.

Ya ve usted que para ese “líder” es indiscutible “la responsabilidad del pueblo de México ante la pandemia” y sus dos máximos símbolos: “En primer lugar la veneración a la Virgen y en segundo el respeto a Juárez”.

De lo de la Virgen no hay ninguna duda, pero “el respeto a Juárez” quizás sea por la efigie de éste en los billetes de 500 pesos que entrega por concepto de “programas sociales”.

Una vez más, Claudia Sheinbaum apeló a cinco medidas ya trilladas que sólo han servido para acelerar la pandemia a límites peligrosos, cercanos a la saturación total de servicios médicos tanto en la capital de la República como en el conurbado Estado de México.

Ojalá que esta política de “paños tibios”, de “darle a la gente por su lado”, no vaya a repercutir en un descontrol, porque no quedará más que aplicar, contra la venia del “abuelito bonachón” que se empeña en personificar el “líder”, medidas más enérgicas, como las que debieron de haberse adoptado desde un principio.

Las cinco recomendaciones reiterativas de Claudia Sheinbaum son:

♦ Quédate en casa, si no tienes que salir no lo hagas

♦ Si es indispensable que salgas, usa cubrebocas y mantén sana distancia siempre

♦ No realices fiestas, posadas ni reuniones con amigos y familiares

♦ Las compras las deberá realizar solamente una persona del hogar.

♦ Si das positivo a Covid-19, aíslate 15 días y procura estar bajo seguimiento médico.

Asimismo, luego de jornadas de “gran movilidad” (congestionamientos vehiculares, hacinamiento en Metro y otros transportes y calles de zonas comerciales atestadas de compradores), ahora nada más queda esperar un repunte de la pandemia en los últimos días de este diciembre, con cierta probabilidad de que no todos los enfermos puedan ser atendidos de forma adecuada.

Así de grave pinta el panorama para el Valle de México.



| ANÁLISIS DE HECHO DIGITAL | CDMX | 15 – XII – 2020 |