Victoria Esperanza Salazar Arraiza, la salvadoreña que murió al ser sometida con brutalidad por policías del estado mexicano de Quintana Roo, en el destino turístico de Tulum, en la Riviera Maya, fue sepultada la tarde de hoy domingo (4 de abril) en su tierra, donde sus familiares reiteraron el clamor porque se haga justicia en el caso.

En este Domingo de Pascua, el cuerpo de la infortunada mujer fue trasladado al cementerio La Generosa, de Sonzacate, para que sus familiares le dieran el último adiós, pero previamente familiares y amigos participaron en una misa de cuerpo presente en la funeraria La Auxiliadora, en su natal Sonsonate.

Fue al culminar los oficios religiosos en que el féretro partió hacia el cementerio La Generosa, “donde fueron enterrados los restos de la compatriota”, reporta el periódico “El Salvador” en su edición digital dominical.

Durante el sepelio, la familia de Victoria Salazar recalcó que lo más importante ahora es que se haga justicia por lo ocurrido en el país Azteca.

“Nadie alcanzamos a entender lo que pasó, porque se ve como que ella de un momento está pidiendo auxilio y de repente llegan los policías y la someten y en menos de 10 segundos ya la mataron”, dijo Carlos Salazar, hermano de Victoria, sobre la tragedia y lamentó que al momento del arresto “nadie hizo nada por ayudarla, solo la dejaron como un perro, muerta ahí”.

Carlos Salazar explicó que hasta el momento han recibido apoyo del Gobierno, pero que la única información que han recibido es que “hay cuatro policías detenidos y que se supone que hay otros dos implicados más, siempre policías”.

El hermano de Victoria indicó que las motivaciones para que su hermana saliera del país fue la búsqueda de una vida mejor, “aquí no hay muchas posibilidades de salir adelante”.

“Su sueño era llegar allá a Estados Unidos, pero al llegar a México no encontró una manera segura de irse, así que decidió quedarse ahí con sus hijas”, comentó una de las hermanas de Victoria Esperanza al diario “El Salvador”.

Mientras tanto, al periódico “una amiga de infancia de Victoria Esperanza, Nelly Castro, fue entrevistada por

“Ella ya está descansando y esperamos que esto sea algo positivo porque es un mensaje que hace que las personas reflexionen y que todos sigamos en la lucha en contra de la violencia contra la mujer”, dijo Nelly Castro, amiga de infancia de Victoria Esperanza al diario “La Prensa Gráfica”, de El Salvador.

El cadáver de Victoria Esperanza fue repatriado a El Salvador desde México el día de ayer, tras las gestiones entre los gobiernos de ambos países.

El féretro con los restos de Salazar llegó al país centroamericano en un avión de la aerolínea mexicana Magnicharters, en el cual viajaron también la madre de la víctima, Rosibel Arriaza, y las dos hijas de Victoria, ambas menores de edad, y un hermano de la propia hoy occisa, René Olivares.

En medio de la consternación, familiares recibieron el cuerpo para trasladarlo hacia la funeraria en la que velaron los restos.

Familiares y amigos de Victoria Salazar arriban al cementerio de la comunidad salvadoreña Sonsonate a sepultar los restos de Victoria Esperanza, asesinada por policías mexicanos del Estado de Quintana Roo.- Fotografía de EDH/ Francisco Rubio / Diario “El Salvador”


En breves declaraciones a las afueras de la funeraria, ayer sábado (3 de abril de 2021), Alfonso Olivares, padre de Victoria, afirmó que la familia está consternada y tratando de procesar el dolor que ha causado el asesinato de Victoria, quien contaba con una visa para residir como migrante en México.

“Esto cuesta digerirlo, esto trae un montón de emociones encontradas, hay mucho dolor, consternación”, declaró a diferentes medios el padre de Victoria en las afueras de la funeraria.

Olivares aseguró que la familia desconocía sobre los maltratos que su hija sufría con su actual pareja porque ella nunca comentó nada, y ahora se han dado cuenta por las diferentes publicaciones de medios nacionales e internacionales.

Video: Diario “El Salvador”

Victoria Esperanza era una migrante salvadoreña de 36 años, quien residía en México con una visa humanitaria desde 2018. Ella fue sometida con brutalidad el pasado 27 de marzo por cuatro policías municipales de Tulum, en el estado de Quintana Roo, luego de una supuesta alteración del orden público. Los agentes la mataron durante el procedimiento por la ruptura de dos vértebras, determinaron las autoridades.

La familia de la compatriota exige justicia en el caso, que ha recibido la condena internacional y ha sido comparado con el asesinato de George Floyd en Estados Unidos cometida el año pasado.

El deceso de Salazar, grabado en video, ha motivado, además, protestas de organismos internacionales y grupos que acusan a las fuerzas de seguridad mexicanas de racismo y misoginia, además de reclamos de El Salvador.

Los restos mortales de Victoria Esperanza fueron trasladados desde el aeropuerto de la capital de esa nación centroamericana hasta su tierra natal, Sonsonate, escoltados por la policía salvadoreña.- Fotografía de EDH / Yessica Hompanera / Diario “El Salvador”

Varias agencias de la ONU, como la OIM, Acnur y la ONU-DH, condenaron en estos días el asesinato de la mujer y pidieron a las autoridades una investigación “pronta e imparcial”.

Tras la audiencia que enfrentaron los policías mexicanos implicados en la muerte de la salvadoreña Victoria Salazar, se conoció el sábado que los cuatro sospechosos permanecerán en prisión durante el proceso judicial.

La Fiscalía General del Estado de Quintana Roo, en México, informó que sus representantes obtuvieron de un juez de control la vinculación del proceso a los agentes Miguel “C”, Juan “C”, Raúl “L” y Verónica “V” por el delito de feminicidio en perjuicio de la compatriota asesinada en Tulum tras un brutal arresto.- (Con información de los diario “El Salvador” y “La Prensa Gráfica, ambos de ese país centroamericano)

Si resultó de tu interés, compártelo con tus amigos



| HECHO DIGITAL | CDMX | 4 – ABRIL – 2021 |