Algunos laguneros lograron burlar la vigilancia policiaca para realizar el acostumbrado Viacrucis anual

Pese a la contingencia por el Covid-19, que obligó a suspender el Viacrucis anual en el Cristo de las Noas (1), algunos laguneros subieron hasta el santuario para realizar el tradicional recorrido.

Lo anterior pudo ser posible debido a que no fue tan rigurosa la vigilancia por parte de las autoridades de Torreón.

Las cámaras del diario “El Siglo” captaron a un hombre y a una pareja, todos de la tercera edad, frente las puertas del templo, además de jóvenes y adultos acompañados de niños, pretendiendo llegar a la cúspide donde se encuentra la escultura del Cristo.

Alrededor de las 12:00 horas, elementos de la Dirección de Seguridad Pública Municipal (DSPM), así como de la Fiscalía General del Estado (FGE), arribaron al lugar y comenzaron a desalojar el espacio turístico-religioso.

Invitaron a las personas que se encontraban en la explanada a bajar, y cerraron el paso a quienes se dirigían al templo.  

Desde el Cerro de las Noas en plena pandemia de #coronavirus

#EnVivo El Santuario del Cristo de las Noas luce solo por primera vez en 39 años, desde que inició el tradicional #ViaCrucis en #ViernesSanto.

Posted by El Siglo on Friday, April 10, 2020

Viernes Santo muy distinto.– Esta sería la edición 39 del Viacrucis del Cristo de las Noas, donde actores laguneros representan cada año las etapas que vivió Jesucristo desde que fue capturado hasta su crucifixión y sepultura.

Sin embargo, este año el complejo religioso distó mucho de ser el mismo sin las cerca de 60 mil personas que acudieron el año pasado.

Por las medidas preventivas ante la presencia del coronavirus, fueron suspendidos los actos con aglomeración de gente, entre ellas el Viacrucis.

Aferrados a “acompañar” a Cristo.—Hubo algunos que no se resignaron tan fácilmente a suspender la tradicional procesión.

Por tanto, intentaron, a través de las 14 estaciones, hacer los “honores a Cristo”, tal como lo describió José Luis Jiménez, de 68 años de edad, quien el pasado Viernes Santo subió al cerro de las Noas, y ahora intentaba repetir el recorrido.

Don José dijo desconocer que se habían suspendido las actividades de la Semana Santa.

Por tanto, como cada año, él y su esposa volvieron a salir de su casa para acompañar a Cristo.

Al señalarle al hombre de la tercera edad que dentro de las medidas de prevención dadas a conocer por las autoridades de Salud, está el permanecer en casa, Don José explicó:

“Sí, es verdad, pero quisimos salir solo un rato, no hay tanta gente, venimos de a rápido”.

A su vez, las autoridades eclesiásticas realizaron un Viacrucis muy singular, entre cuatro paredes y transmitido por Internet.

El Obispo de Torreón, Luis Martín Barraza Beltrán, celebró los oficios de Viernes Santo de manera privada desde la Catedral de Nuestra Señora del Carmen.– (Con información de la página web del diario “El Siglo”, de Torreón)


(1) El Cristo de las Noas es una escultura ubicada en el Cerro de las Noas, en la ciudad de Torreón. Es obra de Vladimir Alvarado, quien quiso inmortalizar el gesto de un Cristo protector.—(Wikipedia)


| HECHO DIGITAL | CDMX | 10/IV/2020 |