En el caso del General Salvador Cienfuegos: Falla en su intento de presentar el asunto como “algo normal”



Muy cuidadoso de sus palabras sobre el caso Cienfuegos, el Presidente Andrés Manuel López Obrador falló en su intento de presentar el asunto como “algo normal”.

Por principio de cuentas, el mandatario dijo en la mañanera de este miércoles 18 de noviembre que “No existe un acuerdo de impunidad” en el retiro de las acusaciones contra el General.

Anticipó, igualmente, que no se le dará “carpetazo” porque la Fiscalía General de la República (FGR) abrió una carpeta de investigación contra el militar, a partir de las evidencias que le envió hace seis días el Departamento de Justicia de Estados Unidos,

Cartón tomado de Twitter, de la autoría del MONERO ROCHA, cuyos trabajos publica el periódico “La Jornada”, de Ciudad de México

Con el secretario de Relaciones Exteriores Marcelo Ebrard “haciéndole de segunda voz”, el mandatario negó que el Gobierno haya actuado “de manera extralegal”.

Por lo contrario, continuó, hubo intervención diplomática ante un acuerdo de cooperación que fue “violado”, porque no se informó de las investigaciones contra el General Cienfuegos (en EU), ni hubo notificación oficial sobre su detención.

(Ni el líder tabasqueño ni Ebrard se refirieron este miércoles a las versiones que circulaban en EU sobre una investigación a Cienfuegos días antes de que fuera capturado).

Ebrard expuso que ya en el país, a partir de lo que determine la Fiscalía General de la República, Cienfuegos sería procesado en México en el fuero común.

López Obrador insistió que “no hay nada oculto, nosotros actuamos a partir de principios y lo que se hizo en este caso fue intervenir en materia política, diplomática para expresar nuestra inconformidad ante un hecho que se presenta y deciden juzgar en Estados Unidos sin conocimiento de nuestro gobierno.

 Aseguró que, por este caso, su gobierno no acordó nada a cambio con Estados Unidos y a pregunta expresa sobre si recibió presiones de las Fuerzas Armadas sobre este caso, respondió: “no admitimos presiones de nadie”.

Con su acostumbrado “guión“, López Obrador declaró: “No hay acuerdos en lo oscurito”, como era antes, y pidió confianza, “ya cambió esto, es otro país y otro gobierno”.

 No obstante, agradeció al gobierno de Estados Unidos que “supo escuchar nuestro planteamiento y rectificar”.

Y la verborrea presidencial continuó con esta expresión: “No permitiremos una injusticia para nadie, para ningún mexicano, para ningún ser humano”.

Los críticos del Gobierno de la 4T se preguntaron qué diría de esto Rosario Robles, quien se autodefine como “la presa política del sexenio”.

Por último, como era de esperarse, el mandatario “echó flores” al Gobierno de la 4T con las siguientes palabras:

Esto es un “hecho inédito, pero tiene que ver con la confianza que se tiene en las autoridades mexicanas, no solo en Estados Unidos, en cualquier país, porque hemos emprendido una lucha contra la corrupción, la impunidad y es un gobierno con autoridad moral”.-  (Análisis de HECHO DIGITAL / 18 – XI – 2020)



♦ Cartón de portada, tomado de Twitter, de la autoría del MONERO RAPE, cuyos trabajos publica el periódico “Milenio”, de Ciudad de México