Coordinador nacional de Movimiento Ciudadano ofrece una serie de presunciones: Ocho grupos de evidencias

Desde el centro del país, Morena aprovechó el asesinato de Giovanni López para desestabilizar al Gobierno de Jalisco a través de una campaña de desprestigio emprendida por la “plana mayor” de ese partido, presumió el coordinador nacional de Movimiento Ciudadano, Clemente Castañeda Hoeflich.

“Lo que nosotros estamos presentando el día de hoy es justamente la evidencia de cómo desde el centro del país, desde el epicentro del poder –declaró Castañeda en Guadalajara–, se trató de generar este clima para desestabilizar a Jalisco en distintas capas con los propios actores gubernamentales, con los militantes de Morena infiltrando personajes, tratando a través de las redes sociales de generar un clima de inestabilidad”.

Casteñeda presentó nueve grupos de evidencias para sustentar sus presunciones.

La primera fue el ataque inicial de la “plana mayor de Morena” detonado por el homicidio de Giovanni López.

Según presumió, la Secretaría de Gobernación emitió un boletín de inmediato para advertir que el hecho se dio en el contexto de las medidas restrictivas del uso del cubrebocas obligatorio aplicadas por el Gobernador de Jalisco.

“Una vez activados por la Secretaría de Gobernación, la plana mayor se alineó para impulsar una peligrosa narrativa de represión y autoritarismo”.

Tras esto, numerosos personajes comenzaron a publicar en redes sociales señalamientos que aludían al gobernador, entre ellos:

  • El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell
  •  Los senadores Ricardo Monreal, Martí Batres, Ana Lilia Rivera, Félix Salgado Macedonio,
  • La diputada Dolores Padierna, y
  • El vocero del Gobierno de la República, Jesús Ramírez Cuevas.

Todos ellos demandaron una investigación, destituir al gobernador y desaparecer poderes.

El coordinador nacional de Movimiento Ciudadano, Clemente Castañeda Hoeflich, sostiene que la “plana mayor” de Morena maquinó la desestabilización del gobierno jaliciense de Enrique Alfaro a raíz del abuso policíaco de elementos de la corporación de Ixtlahuacán de Los Membrillos que acabó con la vida del joven albañil Giovanni López

Posteriormente, mostró que las tendencias en redes se alimentaban con las etiquetas de represor, fascista y asesino para el Gobernador generadas desde cuentas de usuarios afines al Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Otra de las pruebas fue la infiltración en las manifestaciones por parte de agitadores pertenecientes a Morena, como Jesús Torres Valdez, quien ha participado en numerosas movilizaciones en el país; o Candelaria Ochoa, titular de la Comisión Nacional de Atención a Víctimas.

“Ahí están concentrando todos sus esfuerzos en atacar al Gobernador dejando a un lado el verdadero sentido de indignación”, refirió también el coordinador nacional de Movimiento Ciudadano, Clemente Castañeda Hoeflich, según publica el diario El Informador (de Guadalajara, Jalisco) en su portal digital.

Otras de las evidencias mostradas fue que se buscó hacer un paralelismo con las desapariciones de estudiantes en Ayotzinapa, notas digitales pagadas, compra de pautas digitales y, finalmente, presumir la existencia de un “Bloque Opositor Amplio”, llamado “BOA” por el Presidente, para evitar su permanencia en el poder.

“La tragedia de Giovanni fue manipulada con fines políticos y con el claro objetivo de desestabilizar a Jalisco desde el centro del país”, insistió Castañeda.

========================================================================

| HECHO DIGITAL | CDMX | 11-VI-2020 |