1 0
Read Time:5 Minute, 24 Second

En contra de “estar en una pinche oficina donde ni sabes qué”: Recién investido, pidió a la Guadalupana  quitarle el pánico

Vicente Fox Quesada llegó a dudar en el año 2000 que pudiera ser designado Presidente de la República.

Su lógica en ese entonces, según explicó al conductor televisivo Yordi Rosado, era que “los dinosaurios (o sea, la dirigencia del PRI) no iban a dejar el pastel tan fácilmente”.

Fox, como se sabe, fue el primer mandatario mexicano no priista en 70 años.

“Pero Zedillo (su inmediato antecesor en el cargo, continuó Fox) salió a cantar las rancheras”.

Así se refirió el político guanajuatense al histórico discurso, en cadena nacional de TV, en el cual Ernesto Zedillo anunció el triunfo del panista horas después de haber cerrado los puestos de votación y con tan sólo los resultados de un “conteo rápido”, cuyo mecanismo sólo entendían entonces los especialistas en estadística.

Por tanto, ya no hubo que esperar los prolongados cómputos –tardaban a veces hasta semanas— para saber con exactitud los resultados.

Sólo hasta entonces, confiesa, Fox se percata de la gran responsabilidad que había asumido, y por eso, tras ser investido, va a la Basílica de Guadalupe a dar gracias a la Virgen y pedirle “que me quitara el pánico”.

Admite, asimismo, haber llegado a pensar “¿para qué me metí en esto?”.

Sobre su “estilo” de ejercer la Presidencia, Fox menciono que así como “cada quien mata las pulgas a su modo”, en su caso “me acostumbré a mejor estar en la calle, donde las cosas suceden”, en vez de “estar en una pinche oficina donde ni sabes qué”.

Esto último lo comprobó durante su prolongada actividad en Coca-Cola, donde comenzó como repartidor y llegó a ser alto ejecutivo, al aprender que es mejor convivir con la gente.

Este “estilo” de trabajo, explica, le ayudó en la Presidencia para estar más cerca del pueblo.

“Eso fue lo que aprendí estudiando negocios. (Algo) que los políticos no aprenden, quieren hacer todo y ser todopoderosos y ‘yo, yo, yo’ y a nadie le sueltan cuerda”, consideró.

Por otra parte –menciona una reseña de la entrevista, publicada por el diario capitalino “El Universal”–, el ex jefe de Estado aseguró que durante su mandato “yo no me robé ni un solo clavo”.

“Yo no hice negocios con el Gobierno –reiteró–, ni Martha (Sahagún, su esposa y ex vocera), a pesar de de que (a ella) la señalaron y la traían como trapeador con sus hijos”.

(Como ahora pasa con Andrés Manuel López Obrador, a cuyos parientes se acusa de beneficiarse de contratos con el Gobierno, a los hijos de Martha –de apellidos Bribiesca Sahagún– se les acusó de algo parecido).

Igualmente, explicó que luego que López Obrador quitó la pensión a los ex Presidentes “yo busco diario el chivo” (es decir, se esfuerza en obtener ingresos).

Explicó que se sostiene de sus conferencias y negocios, uno de ellos relacionado con el “cannabidol”, sustancia activa obtenida de la mariguana.

Con su jocosa forma de expresarse, Fox explicó que aunque llegó a cobrar por las conferencias hasta 200 mil dólares “ahora tengo que pagar para que me dejen darlas”.

Sobre las particularidades de ser Presidente, Fox opina que no es tan difícil organizarse, además de tener un equipo eficiente para delegar responsabilidades.

Hay toda una “corte” (o sea, un ejército de servidores y auxiliares) para atender a un Presidente.

Comentó que él nunca abusó, como otros Presidentes, de estos beneficios, porque –subrayó, sin mencionar nombres—“hay Presidentes que abusan de bebedores y glotones”.

En cambio, presumió, él fue responsable para cumplir con su investidura.

“La tarea de ser Presidente –explicó—no es tan complicada”, porque “si te organizas todo se puede”.

Sin embargo, continuó, “es una labor absorbente y muy importante en la que tienes que estar dispuesto 24 horas al día”.

Sobre una eventual alianza de Cuauhtémoc Cárdenas, en el inicio de la campaña electoral del 2000, Fox dice lo siguiente:

“(Francisco) Labastida parecía que iba ser quien llegaba (a la Presidencia), pero ‘ese caballo se fue quedando atrás’. Entonces iniciamos pláticas con Cuauhtémoc para ver quién de los dos cedía y formábamos una sola candidatura en cualquiera de los dos”, afirmó.

“Hubiera sido bueno, aunque al final ganamos, pero quizás –con esa alianza que nunca se concretó por el egoísmo de los dos, según reconoció– se hubiera logrado una mayoría mucho más contundente, porque yo fui un presidente de minoría, yo no tenia mayoría en el Congreso, era más fuerte la oposición”, recordó.

En la entrevista de más de 70 minutos, el ex Presidente también aseguró haber intimidado al Presidente de Rusia, Vladímir Putin, con su estatura de 1.92 metros.

“De repente oigo un sonar de trompetas, se abre un portón de oro enfrente mío y viene Putin caminando así (camina mostrando los brazos), se quiere hacer el todopoderoso. Entonces yo dije ‘este cuate me está tanteando, me está tomando la medida’, como dice la gente del rancho. Finalmente se acerca y le digo ‘hola, qué tal, señor Putin, ¿cómo está usted?”, dijo Fox inclinándose mucho.

“N´ombre, le di así una saludada y quedó perplejo”, aseguró.

“Nunca en tele tú vas a notar que (Putin) es tan chaparrín y que no tiene esa fuerza que irradia, ya ves que anda con osos y se mete al frío, al hielo […], su estrategia es empequeñecer a su oponente”, aseguró el ex Presidente mexicano.

Cuando Yordi Rosado le preguntó cómo había comenzado su relación con Martha, Fox contestó que ella ya estaba “picada por el zancudo del amor” y él también.

Recordó haberla conocido desde que era Gobernador de Guanajuato y que ella le brindó apoyo incondicional para lanzarse por la Presidencia.

Con picardía, Fox respondió al conductor que “te voy a decir cosas sin decirlas” y explicó que ya en la campaña, ambos estaban registrados en el mismo hotel, pero, aclaró: “Lo que no te voy a decir es quién fue el que tocó a la puerta del cuarto de quién”.

Ya como Presidente, Fox le propuso matrimonio y ambos se casaron un 2 de julio a las 8 de la mañana, recuerda, y unas seis horas después se reunieron con el entonces presidente del Gobierno Español José María Aznar, quien realizaba una visita oficial a México.- (De Nuestra Redacción)



| HECHO DIGITAL | CIUDAD DE MÉXICO | 2 de Mayo de 2022 |



Happy
Happy
100 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %