Pícara expresión atribuida a Ruiz Cortines: Las frases presidenciales que más han llamado la atención en México


“¿Me quieren para que los gobierne o para semental?”, es una jocosa y pícara pregunta atribuida a Adolfo Ruiz Cortines hace casi 70 años, poco después de haber sido designado candidato presidencial.

Otros supuestos testigos que hablan de este humorístico episodio afirman que las palabras del veracruzano Ruiz Cortines fueron más o menos las siguientes:

“Soy feo, pero no me eligieron para semental sino para Presidente”,

Así, Ruiz Cortines (Presidente de México de 1952 a 1958) réplicaba a sus críticos que constantemente lo hacían blanco de burlas por su delgadez y su edad.

Ruiz Cortines tenía 62 años cuando asumió la Presidencia de la República.

Adolfo López Mateos, quien asumió la Presidencia al terminar el periodo de Ruiz Cortines, también fue conocido por algunas “puntadas” y palabras “subidas de tono”.

Se atribuye a López Mateos, mandatario de 1958 a 1964, una expresión a la que los “maestros” del albur le darían otro significado:

“La política debe hacerse con muchos sesos, pero si a los sesos les ponemos huevos, son más sabrosos”

López Mateos fue mucho más explícito con otra expresión que se le atribuye y que a la letra dice:

“La Revolución Mexicana (el movimiento armado que estalló en 1910) fue perfecta, pues al rico lo hizo pobre, al pobre lo hizo pendejo, al pendejo lo hizo político, y al político lo hizo rico”-

A un Presidente del México Revolucionario, Alvaro Obregón, se le achaca una frase que es el mejor ejemplo de cómo corromper a ciertos rivales o enemigos tercos.

“Nadie aguanta (resiste) un cañonazo de 50 mil pesos”.

Obregón se refería a 50 mil pesos oro, el metal que era moneda de cuño corriente hasta mediados del siglo 20 en México.

Era el precio, por decirlo de alguna manera, para doblegar conciencias.

Otros Presidentes, como Gustavo Díaz Ordaz (de 1964 a 1970), destacaron por su franqueza y carácter especialmente duro.

Al llegar al poder, el poblano Díaz Ordaz dijo alguna vez:

· “No busco el aplauso del pueblo, de la chusma, ni figurar en los archivos. Al carajo con el pueblo y con la historia”.

Consciente de su fealdad, Díaz Ordaz también jugó con este defecto en alguna entrevista, diciendo:

· ¿Usted cree que si yo tuviera dos caras usaría esta?

Por otra parte, en célebre entrevista de prensa al ser designado embajador de México en España, a Díaz Ordaz se le preguntó sobre la veracidad de los rumores de sus amoríos con una famosa actriz de cine. El ex Presidente contestó en los siguientes términos.

· No recuerdo haber tenido amantes totonacas.

En ese mismo encuentro con la prensa, abordó el episodio de la matanza del 2 de octubre de 1968, en la plaza capitalina de Tlatelolco, donde el Ejército fue señalado como el culpable de haber dado muerte al menos a una treintena de estudiantes.

“Estoy orgulloso del año de 1968, porque me permitió salvar al país”, afirmó Díaz Ordaz.

Con esa franqueza, una vez le lanzó dura “indirecta” a su sucesor en el cargo, Luis Echeverría Alvarez, con quien terminó claramente distanciado.

“A mí me hacían los chistes por feo –recordó alguna vez Díaz Ordaz–, no por pendejo”, en obvia referencia a Echeverría.

A Luis Echeverría Alvarez (1970-1976) se le recuerda por varias expresiones.

Entre sus frases memorables se recuerdan las siguientes:

· “No nos beneficia ni nos perjudica, sino todo lo contrario”, declaró alguna vez sobre la cercanía de México con Estados Unidos y las relaciones bilaterales.

· “México para Chile y Chile para los mexicanos” fue otra frase de Echeverría que dio pie para que se explayaran los “expertos” en el albur.

Y de José López Portillo, Presidente de 1976 a 1982, quién puede olvidar –entre los mexicanos de 55 años en adelante—su memorable frase:

“Defenderé el peso como un perro”.

En otra célebre respuesta sobre los desaparecidos durante su sexenio, en la llamada guerra sucia, López Portillo dijo:

· “En México no hay presos políticos, sino delincuentes comunes”.

Asimismo, sabedor de sus excesos en el ejercicio del poder, no dudó en llamar a su hijo Jose Ramón, a quien encargó puestos diplomáticos, “el orgullo de mi nepotismo”.

Y con esa gran visión para comprender el devenir nacional, dijo alguna vez “vamos para un país de cínicos”, algo que hemos compronado casi medio siglo después.

El dictador Porfirio Díaz Mori (Presidente del 28 de noviembre al 6 de diciembre de 1876, del 17 de febrero al 5 de mayo de 1877, de 1877 a 1880 y de 1884 a 1911) fue conocido, entre otras cosas, por las siguientes frases:

· Perro con hueso en la boca, ni ladra ni muerde”

· ¡Pobre México, tan lejos de Dios y tan cerca de kos Estados Unidos

Miguel de la Madrid (Presidente de 1082 a 1988) dijo al asumir el poder:

· “No dejaré que el país se deshaga entre mis manos”.

De la Madrid recibió el poder en medio de una profunda crisis económica y política, esta última agravada por los terremotos del 19 y el 20 de septiembre de 1985.

Otra frase por la que se recuerda a De la Madrid es la siguiente:

· “En la apertura comercial se nos pasó la mano”.

La dijo, ya como ex Presidente, al ser entrevistado sobre los resultados del Tratado de Libre Comercio con EU y Canadá –puesto en marcha por su sucesor, Carlos Salinas de Gortari–, y sus efectos en el país.

De fecha más reciente, Carlos Salinas de Gortari dijo alguna vez con lenguaje “cantinflesco”:

· “El PRI es así, porque así somos los mexicanos”

· “Ni los veo ni los oigo”. Una versión dice que la frase fue dirigida a miembros del PRD que lo abuchearon durante su último Informe de Gobierno.

Vicente Fox (2000-2006) será recordado por una frase que no gustó a buena parte de los millones de migrantes que iniciaron una vida de privaciones al llegar a Estados Unidos

· “Los mexicanos hacen trabajos que ni los negros quieren hacer”

Otra frase muy controvertida y que inclusive fue el tema de una canción es:

· “Comes y te vas”. Frase dicha al Presidente cubano Fidel Castro durante la Cumbre de las Américas en 2004.

En otra ocasión, Fox dijo: “El 75 por ciento de los mexicanos tienen una lavadora, y no precisamente de dos patas o de dos piernas, sino una lavadora metálica”: Fue una forma de decir que la mayoría de las amas de casa ya no tenían que lavar ropa gracias al electrodoméstico.

Sin embargo, grupos feministas lo criticaron.

Felipe Calderón (2006-2012) siempre será recordado por la frase

· “Haiga sido como haiga sido”.

El comentario lo formuló el político panista michoacano al ser cuestionado sobre su victoria por un estrecho margen ante Andrés Manuel López Obrador, que ahora es el inquilino de Palacio Nacional y tiene clasificado a aquél entre sus “Adversarios”.

A Enrique Peña Nieto (2012-2018) se le recuerda por aquella expresión:

“No soy la señora de la casa”, cuando alguien le preguntó si sabía cuánto costaba un kilo de tortilla.

También fue muy comentada una declaración suya de que ningún Presidente se levanta por la mañana pensando “cómo joder” a su país.

La expresión, durante un acto público en el que hizo un balance de logros y fallas de su gestión, fue la siguiente:

· “Nadie despierta, un Presidente no creo que se levante, ni creo que se haya levantado pensando, y perdón que lo diga, (en) cómo joder a México. Siempre han pensado en cómo hacer las cosas bien para México”.

De Ernesto Zedillo (1994-2000) se recuerda su contestación de “No traigo ‘cash’”.

Tal expresión se le escapó al sucesor de Carlos Salinas de Gortari ante una humilde vendedora ambulante.

Esa mujer, una indígena para ser precisos, pretendía venderle a Zedillo Ponce de León una servilleta con un grabado de la Virgen de Guadalupe.


| De la Redacción | Agencias | Wikipedia | Redes sociales |


| HECHO DIGITAL | CDMX | 30 – VII – 2020 |