Con posturas absurdas como las expuestas por el Edil de Culiacán, Sinaloa, y el Presidente Andrés Manuel López Obrador

¡Pobres mujeres mexicanas!

Con un Presidente que no entiende las causas del feminicidio y un presidente municipal que cree que deben de trabajar al doble para erradicar el problema, definitivamente que no necesitan más enemigos.

Porque si están en su contra dos de los funcionarios más indicados para defenderlas, ¿a quién, entonces, podrán recurrir?

El Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien no se sale de su conocido discurso, culpó a lo podrido de la política de gobiernos anteriores por el asesinato de los tres estudiantes de Puebla y el feminicidio de Fátima en la Ciudad de México.

En la mañanera de este jueves 27 de febrero, se le cuestionó si había sido discutido en la mesa de seguridad el reciente asesinato de tres jóvenes universitarios en Puebla, a lo que López Obrador respondió que su gobierno está pendiente.

 “Lo está viendo también el gobierno de Puebla, ya se dieron instrucciones para detener a los responsables. Es un hecho reprobable que tiene que ver con la descomposición que existe como sucedió con el asesinato de la niña en la CDMX”, comentó.

 De acuerdo con el presidente, los recientes asesinatos son hechos que muestran el grado de descomposición social al que se llegó por la política neoliberal que se impuso durante muchos años.

“Ahora los responsables de esa política, en vez de ofrecer disculpas, ahora son los que están en contra nuestra”, manifestó.

A su vez, el Edil de Culiacán (Sinaloa), Jesús Estrada, expresó que el próximo 9 de marzo, fecha en que se llevará a cabo “#UnDíaSinMujeres”, ellas deberían trabajar el doble, para contribuir con la lucha contra la violencia de género.

En entrevista radiofónica, el presidente municipal afirmó: “si quieren una marcha de aquí a una parte como Culiacancito, yo los acompaño en la noche, el día, el sol, que me queme más el sol, hago lo que sea por hacer algo en beneficio de la causa de la violencia contra las mujeres, pero por qué en horas laborables, ¿porque no es un “vamos a trabajar doble” para mostrar que queremos contribuir?”.

Estrada Ferreiro expresó que no comprende en qué aporta que se haga un paro de mujeres, en la lucha contra los feminicidios y la violencia de género.

Añadió que el Ayuntamiento de Culiacán no tiene la capacidad para paliar la ausencia de las trabajadoras, pues los más afectados son los pobladores.

Insistimos, con un mandatario y un Edil como los mencionados, las mujeres mexicanas no necesitan de más enemigos.

Enfoque editorial de HECHO DIGITAL con información de los portales de “Reporte Indigo” y del periódico “Vanguardia”, de Coahuila.


| HECHO DIGITAL | CDMX | 28/II/2020 |