Y obtenidos por empresarios a tasas razonables, lo cual se antoja como quimera: Tasas negativas al menos hasta 2022

POR MACARIO SCHETTINO

Durante la semana, hemos analizado lo que puede ocurrir con la economía mexicana. Primero vimos indicadores heterodoxos para poder imaginar lo que estamos viviendo, y luego intentamos traducir eso en estimaciones de las cifras que tradicionalmente se utilizan en economía. Hoy se conocerá el PIB del primer trimestre, que esta columna estima tendrá una contracción cercana a -1.6 por ciento, en términos anuales. Mañana revisamos, con las cifras oficiales.

Por el momento, permítame presentarle los tres escenarios, para los siguientes trimestres. Ayer veíamos que he preparado tres posibilidades: una recesión en forma de V, y dos depresiones, una con forma de U y otra de L. Estas letras hacen referencia a la forma en que se ven las gráficas, que se parecen a esas letras.

El escenario 1, la V, es el mejor de todos. Tendríamos una contracción de -17 por ciento en este trimestre, y en los siguientes nos iríamos regresando: -13 por ciento en el tercero, y -7 por ciento en el último. Redondeo las cifras porque es tan grande el margen de error, que los decimales son una broma. En este escenario, el crecimiento durante 2020 promediaría -10 por ciento, y en 2021 sería de casi 8 por ciento. Por eso la forma de V, cae mucho y sube mucho, casi de inmediato. Al final, quedaríamos un par de puntos abajo (tres, considerando el cambio de la base). Para 2022, en este escenario, esperaría una leve contracción, de -1 por ciento, porque estaríamos de regreso en la tendencia que ha tenido este gobierno, que es de crecimientos negativos. La tasa de crecimiento promedio anual sería precisamente de -1 por ciento, para los primeros cuatro años de este gobierno.

En el escenario 2, la U, lo que tenemos es una mayor dificultad para regresar. A una caída de -19 por ciento en el segundo trimestre seguiría una de -14 por ciento para el tercero, y -10 por ciento para el último. El promedio de 2020 sería de -11 por ciento, con un rebote en 2021 de casi 7 por ciento.

Note usted que es una caída ligeramente mayor, con una recuperación menor. En lugar de perder tres puntos, como en el escenario 1, perderíamos cinco. También en este caso, para 2022 esperaría el regreso a la tendencia, -1 por ciento anual, con lo que el crecimiento promedio anual de los primeros cuatro años de este gobierno sería de -1.6 por ciento. Este es el que considero más probable, todavía.

Finalmente, en el escenario 3, la L, la caída provoca un cambio estructural: Quiebra masiva de empresas, gran desempleo, insolvencia, frente a lo cual no es posible tener una reactivación. En este trimestre, bajo el escenario 3, la caída sería también de -19 por ciento, pero en el tercero apenas se reduciría a -16 por ciento, y en el cuarto a -14 por ciento. Por eso la forma de L, una vez que cae, ya no es fácil recuperarse. En este escenario, el crecimiento en 2020 sería de -13 por ciento, seguido de un mini-repunte de 2 por ciento para 2021, y una caída de -1 por ciento para 2022. El resultado final, crecimiento promedio anual durante los primeros cuatro años, sería de -3 por ciento.

Cuál de los tres escenarios ocurra depende esencialmente de lo que haga el Gobierno Federal. Nadie más tiene la capacidad de encauzar acciones y conjuntar recursos. Los empresarios pueden hacer el esfuerzo de seguir pagando a sus trabajadores, aunque no se venda, pero sólo por un tiempo. Ninguno de ellos puede conseguir recursos en el monto necesario (4 o 5 puntos del PIB, más de un billón de pesos) a tasas razonables, ni podría dirigirlos eficientemente a cientos de miles de empresas, o millones de personas. Por eso en todos los países, salvo en este, ha sido el gobierno central o federal el que se hace cargo, y los demás se suman. Aquí, he visto muchos intentos de sumar, por parte de gobernadores, empresarios, académicos, todos despreciados por el gobierno. Por eso están así los escenarios, no es culpa mía, ni del Inegi.- (Tema de la columna “Fuera de la Caja” publicado en el portal del diario “El Financiero”, de Ciudad de México, con el encabezado “Documentando la caída IV” – 30/IV/2020)