En disputa por el liderato de Morena: Porfirio es mejor, pero comenzó muy tarde, y Gibrán parece una vacilada



POR FEDERICO ARREOLA



Creo que la encuesta para elegir al presidente o la presidenta de Morena la va a ganar Mario Delgado. No por mucho, desde luego. Vencerá porque, así lo pienso, él es más conocido que a quien he visto como la segunda persona mejor posicionada en los sondeos que se han difundido, Yeidckol Polevnsky.

Porfirio Muñoz Ledo, si tuviera tiempo para hacer campaña, derrotaría a Delgado y a Polevnsky. Tristemente el polémico diputado federal expresó demasiado tarde su intención de buscar la presidencia de Morena.

Hasta donde sé, Alejandro Rojas-Díaz Durán no participará en el proceso interno para elegir al presidente del partido en el poder. Qué bueno, ya que él no tendría ninguna oportunidad.

Gibrán Ramírez, intelectual de moda de la izquierda mexicana, me parece una vacilada.

Son de primera, por objetivas y confiables, dos de las casas encuestadoras seleccionadas por el Instituto Nacional Electoral —Covarrubias y Asociados, de Andrés Levy, y Parametría, de Francisco Abundis—; la otra, BGC, de Ulises Beltrán, debe ser la nueva estrategia macabra de Lorenzo Córdova, mero jefe del INE, contra la 4T y el presidente AMLO: digo, es bastante perverso que un encuestador tan identificado con Carlos Salinas de Gortari vaya a tener un papel tan relevante en el nombramiento de la próxima dirigencia del partido más antisalinista.

En síntesis, dos encuestadoras buenas y una mala elegirán, por parte del INE, al próximo presidente o la próxima presidenta de Morena. Mario Delgado le lleva ventaja a Yeidckol Polevnsky, aunque no mucha. Si se me preguntara, diría que a pesar de su imagen bastante echada a perder, Yeidckol le conviene más al presidente AMLO que Mario. Ella sería absolutamente leal al tabasqueño fundador del Movimiento de Regeneración Nacional; Mario, ni hablar, lo sería solo a medias, esto es, hasta que la sucesión presidencial lo obligara a tomar partido por su jefe de toda la vida, Marcelo Ebrard.

Lo que sea, gane quien gane sólo cargará con los fracasos, si se presentan; porque en 2021 los éxitos serán todos de Andrés Manuel. Vaya puesto más ingrato el que están disputando.- (Columna publicada en el portal “SDP Noticias” con el encabezado “Ay Morena” y el sumario “Yeidckol es más leal a AMLO que Mario Delgado; este dejará de serlo cuando la sucesión presidencial lo obligue a apoyar a su jefe, Ebrard” / 8 – IX – 2020)