Lo consigue Alec Mills, de Cachorros de Chicago, en la décimoquinta apertura de su carrera: Dio tres pasaportes



POR FERBOL



A veces, reza popular dicho, uno se saca la lotería sin comprar billete.

Este es el caso de Alec Mills, un pitcher como tantos en busca de un nombre en las Ligas Mayores, que este domingo 13 de septiembre agregó el suyo a quienes han lanzado un juego sin hit ni carrera.

El serpentinero de los Cachorros de Chicago, menciona Mark Gonzales –cronista del diario Chicago Tribune-, realizaba la decimoquinta apertura y la trigésima aparición de su carrera en Grandes Ligas.

Con discreto promedio de casi cuatro carreras limpias permitidas por juego, este lanzador derecho que cumplirá 29 años de edad el 30 de noviembre tuvo un rival relativamente propicio –Cerveceros de Milwaukee–, al cual venció al son de 12 carreras a cero.

Mills ponchó a cinco y concedió tres bases por bolas mientras realizaba 114 lanzamientos, el máximo de la temporada.

Los Cachorros –recuerda Gonzáles– adquirieron a Mills de los Reales de Kansas City antes de la temporada 2017 a cambio del jardinero de ligas menores Donnie Dewees.

Mills, quien retiró a los últimos siete bateadores a los que se enfrentó, completó la hazaña de la siguiente forma:

Abrió la novena al poner fuera a Jacob Nottingham con elevado al cuadro que el primera base Anthony Rizzo atrapa en territorio de foul.

Tyrone Taylor se ponchó para el segundo aut.

Mills completó el juego sin hit al hacer que Jace Peterson –emergente por Christian Yelich— sacara una rola hacia las paradas cortas, donde recoge la bola Javier Báez y la envía a Rizzo para el tercero y sorprendente aut.

Fue el décimosexto juego sin hit en la historia de los Cachorros de Chicago y el primero desde Jake Arrieta en 2016, en Cincinnati.

Gonzales relata que Mills y los Cachorros sobrevivieron a un susto cuando Báez hizo una pausa momentánea después de fildear una rola de Avisail García.

El tiro de Báez a primera base apenas venció a García en el último out de la sexta.

Gracias a dos errores, los Cachorros pusieron a Mills con una ventaja de 5-0 en el cuarto. Ian Happ coronó el racimo con un sencillo de dos carreras.

David Bote conectó el batazo clave –un jonrón de dos carreras— en otro ataque de cuatro anotaciones en la quinta entrada.

Por coincidencia, los dos juegos sin jit de esta recortada temporada de las Mayores han sido de clubes de Chicago.

El pasado 15 de agosto lo logró Lucas Giolito, de Medias Blancas, el otro club chicagoense.

A Mills –apunta la página web “Al Bat”– sólo se le lograron embasar Keston Hiura (cuarto inning), Daniel Vogelbach (séptimo) y Ben Gamel (segundo), todos con pasaportes.

A Mills, quien lanzó 74 straics de sus 114 envíos a la loma–, le tocó enfrentarse a 29 bateadores, y retiró a diez en rolas al cuadro, a dos en elevados y a cinco por la vía del ponche.

Sus cinco ponches fueron la menor cantidad en un juego sin jit de los Cachorros desde el conseguido por Ken Holtzman en 1969.

2ª PROEZA ESTELAR DE ESTE AÑO EN LAS LIGAS MAYORES

SE ADUEÑA CON HAZAÑA DE LA NOTICIA DOMINICALAlec Mills lanza el 16º juego sin jit ni carrera en la historia de los Cachorros, que del látigo de su ahora serpentinero histórico aplastó a los Cerveceros de Milwaekee, 12-0 en Chicago.Este es el segundo partido sin jit ni carrera de la presente temporada de las Ligas Mayores, abreviada por la pandemia, y coincidentemente ambos en Chicago, donde Lucas Giolito, de los Medias Blancas, logró semejante gema frente a los Piratas de Pittsburgh, nada más que con un marcador menos abultado, 4-0.Nunca antes en la historia la plaza de Chicago había sido santuario de dos juegos sin jit ni carrera en una misma temporada y el de Mills es, de paso, el número 305 en Ligas Mayores.| HECHO DIGITAL | CDMX | 13 – IX – 2020 |

Posted by Hecho Digital on Monday, September 14, 2020


| HECHO DIGITAL | CDMX | 13 – IX – 2020 |