Justicia estadounidense detuvo al ex-Secretario de la Defensa Nacional por conspiración internacional (narcotráfico y lavado de dinero): Supuestamente permitió, a cambio de sobornos, la operación de organización criminal que fundó desaparecido hombre de confianza de los Beltrán Leyva, tras la muerte de estos hermanos, y metió y traficó en el vecino país del Norte cientos de kilogramos de heroína, cocaína, metanfetamina y marihuana


La justicia estadounidense dio a conocer su acusación contra el ex-Secretario de la Defensa Nacional de México, General Salvador Cienfuegos Cepeda, de 72 años de edad: Respaldar a  una violenta organización criminal identificada como H2 –fundada por uno de los hombres de confianza de los capos Beltrán Leyva, tras la muerte de estos hermanos–, en la introducción de cocaína, heroína, metanfetaminas y marihuana a Estados Unidos.

Aunque los fiscales estadounidenses aseguraron que el militar ayudó al “Cártel H-2”, autoridades mexicanas refieren que “H-2” fue un narcotraficante llamado Juan Francisco Patrón Sánchez —muerto en 2017 durante un enfrentamiento con elementos de la Secretaría de Marina–, y que efectivamente fue hombre de confianza de los sanguinarios hermanos Beltrán Leyva (Marcos ArturoAlfredoHéctor, Esaúl Beltrán Leyva y Carlos Beltrán Leyva), que lideraron originalmente el Cártel de Sinaloa que luego comandó Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, que de tenerlo de aliado lo declararon su más acérrimo enemigo por traición, tanto así que el 8 de mayo de 2008 le mataron a un hijo, Edgar Guzmán, con rifles de asalto y lanzagranadas.

El Departamento de Justicia de EU informó este viernes que Cienfuegos Zepeda, identificado como “El Padrino” y/o “Zepeda”, enfrenta cargos relacionados con el tráfico de drogas y lavado de dinero.

El tribunal federal del Distrito Este de Nueva York señala que tres cargos son por presuntos actos de narcotráfico entre diciembre de 2015 y febrero de 2017.

El acusado, al lado de otros, “tenía conocimiento o conspiró intencionalmente para manufacturar o distribuir una o más sustancias controladas, con la intención, conocimiento y motivos razonables para creer que dichas sustancias serían importadas ilegalmente a Estados Unidos desde un lugar exterior”, se menciona en la imputación.

Las drogas en cuestión son heroína, cocaína, metanfetamina y marihuana en distintas cantidades.

El cuarto cargo es por lavado de dinero “procedente” de actividades del narcotráfico a través de la transferencia de recursos entre Estados Unidos y México.

La acusación fue presentada formalmente por un jurado investigador en Nueva York el 14 de agosto de 2019. Es decir, hace un año y par de meses.

Un par de fojas del expediente del Departamento de Justicia de Estados Unidos que refiere de vínculos entre el Cártel de los Beltrán Leyva y Juan Francisco Patrón Sánchez (alias) “H-2” (Foto: US Department of Justice)

El militar, colaborador del ex-presidente mexicano Enrique Peña Nieto en el sexenio 2012-2018, comparecerá en cualquier momento ante un juez de Los Ángeles (California), a cuyo aeropuerto internacional llegó ayer jueves 15 de octubre y fue detenido junto a familiares que fueron puestos en libertad horas después, según confirmó un funcionario mexicano que habló con la agencia internacional de noticias Associated Press (AP), con la condición del anonimato porque no está autorizado a dar detalles sobre el caso. fue trasladado al Metropolitan Detention Center.

El Gral. Cienfuegos Zepeda –recluido actualmente en el Metropolitan Detention Center–, sobrepasó el límite de sus atribuciones y facultades militares con fines delictivos. Asistió a “H-2” en sus operaciones delictivas a cambio de sobornos, se cita en una carta de los fiscales neoyorquinos a la jueza Carol Amon, de la corte federal de Brooklyn, en Nueva York, a donde se espera sea llevado aquél en las próximas semanas.

“Mientras ocupaba un cargo público en México, el acusado usó su posición oficial para ayudar al Cartel H-2, un famoso cartel mexicano de la droga, a cambio de sobornos”, ratificó el fiscal federal Seth DuCharme.

En la propia misiva, la fiscalía describe al “Cártel H-2” como una organización liderada por Patrón Sánchez, que operaba desde Nayarit y Sinaloa.

El cartel, aseguraron los fiscales, tenía cédulas de distribución de drogas en Los Ángeles, Las Vegas, Ohio, Minnesota, Carolina del Norte y Nueva York, puntos a través de las cuales se distribuyeron miles de kilogramos de drogas. En México, “H-2” cometió asesinatos y usó la tortura contra organizaciones rivales, agregaron los fiscales.

De acuerdo con el propio documento, al Gral. Cienfuegos Zepeda se le acusa de vender protección a “H-2” : Presuntamente ordenó a personal militar evitar confrontaciones militares con ese cartel, atacar a bandas rivales de la misma, facilitar sus operaciones y alertarlo de operativos anti-narco estadounidenses.

Según da cuenta el periódico “Los Ángeles Times”, con información de la agencia noticiosa “AP”, el aprehendido también “localizó transporte marítimo para envíos de cocaína y ayudó a ampliar el territorio controlado por H-2, además de presentar a los narcotraficantes a otros funcionarios corruptos del gobierno. Cienfuegos también avisaba al cartel de operaciones antidrogas de las autoridades estadounidenses”.

–Los fiscales indicaron que tienen mensajes interceptados de Blackberry Messenger que incriminan a Cienfuegos Zepeda. Entre las comunicaciones hay mensajes en los que se identifica al general por nombre, título y fotografía –cita la propia fuente–. Los fiscales pidieron a la jueza que el General no quede en libertad mientras enfrenta el proceso judicial por la posibilidad de que se fugue. También aseguraron que no es recomendable que sea colocado en arresto domiciliario, ya que consideran que también podría escapar.

La acusación precisa que el presunto inculpado auxilió a “H-2” en operaciones de narcotráfico de entre diciembre de 2015 y febrero de 2017.

Asimismo, la parte acusadora sostiene que el Gral. Cienfuegos Zepeda enteraba a “H-2” de tareas de los informantes del gobierno estadounidense. Esto se pudo establecer por comunicaciones interceptadas y también por la ejecución de un integrante de la organización del desaparecido “H-2”, al suponer erróneamente que era informante y colaboraba con las autoridades estadounidenses.

En este contexto, “Los Ángeles Times” da cuenta en su portal digital que los fiscales señalaron que sus acusaciones están corroboradas por numerosos cientos de kilos de cocaína y otras drogas incautadas y por testigos que confirmaron la colaboración de Cienfuegos Zepeda con “H-2”.

Con 72 años y una exitosa carrera que lo llevó a portar las cuatro estrellas de secretario de Defensa de México, el General Salvador Cienfuegos Zepeda ya era un militar en retiro desde hace un par de años.

La detención de Cienfuegos Zepeda es un hecho inédito: Por primera vez un militar mexicano de tan alto rango era arrestado por las autoridades estadounidenses. A esta antecede en importancia la de Genaro García Luna , ex-Secretario de Seguridad Pública durante el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa que fue arrestado el año pasado en Texas. El llamado súper policía, como se sabe, se ha declarado inocente de los cargos de narcotráfico que pesan sobre él.

“Nunca había pasado que detuvieran a un secretario de la Defensa Nacional y menos en un país extranjero. Y es más notable porque el Ejército, dentro del país, siempre había sido intocable”, comentó a “BBC Mundo” el analista mexicano en seguridad César Gutiérrez (Priego).

El también experto en derecho militar había adelantado el martes pasado, en una columna periodística, que tenía información de que habría detenciones de funcionarios del gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018).

“No había una investigación. Salvo notas periodísticas de malos manejos, no se hablaba de narcotráfico. Fueron a los tres días que hice la publicación. Y hasta yo me quedé sorprendido de que fueran a ese nivel. Yo considero que es la detención más importante en toda la historia de la DEA”, refiere el analista en seguridad.

–“Fue un militar que tuvo todos los cargos, que tuvo todos los mandos. Realmente sí tenía una carrera militar sobresaliente. Por eso llama más la atención [su arresto], porque cumplía con una serie de características que te haría pensar que sería imposible que pudiera cometer los delitos que se le están imputando” –abunda el propio consultado por “BBC Mundo”, que considera “Inverosímil creer que el secretario de la Defensa trabaje para alguien más, cuando él tiene todo el poder de las fuerzas armadas. Pensarías que trabajarían para él”.- (De Nuestra Redacción)


| HECHO DIGITAL | CDMX | 16 – X – 2020 |