POR SILBANTE



¡Menos mal que el director técnico del Cruz Azul, Juan Reynoso, no es estratega militar porque en este caso sería seguramente cadáver!

El timonel peruano, como un improvisado suicida, se fue a la guerra sin parte de sus principales armas y, lógico, fue eliminado de la lucha por el campeonato del torneo Apertura 2021, apodado “Grita México”, el domingo 21 de noviembre.

En un vacío Estadio Azteca, de Ciudad de México –para cumplir el veto por los criticados gritos homofóbicos–, Rayados de Monterrey se impuso 4-1 a Cruz Azul para obtener el derecho de enfrentar al Atlas de Guadalajara en cuartos de final.

Aunque Reynoso es digno de elogios por haber llevado al Cruz Azul en el torneo pasado a su primer titulo de liga en más de 20 años, ahora es blanco de la reprobación de la mayoría se seguidores del equipo por la forma en que encaró el partido que lo dejó fuera de la posibilidad de revalidar su campeonato.

Eduardo Espinosa, del diario Milenio de Ciudad de México, resumió en el siguiente párrafo de su crónica los errores del sudamericano:

“El primer tiempo fue de ensayo y error para Juan Reynoso.

“Con el recuerdo fresco del baile que en esta misma cancha (o sea, la del Azteca) le dio Monterrey en la semifinal de la Concachampions, el peruano apostó por una línea de cinco en el fondo.

“Reynoso –añade Espinosa– dejó en la banca a elementos como Jonathan Rodríguez, Roberto Alvarado y Luis Romo” (los utilizó después, cuando todo ya estaba perdido)…

O sea, explica Espinosa, Reynoso apeló a “un planteamiento conservador a todas luces”, y perdió de forma humillante la partida ante los norteños, que se impusieron 4-1.

Más que director técnico, Reynoso dio la impresión de actuar como un empleado temeroso de perder el empleo si no aceptaba las condiciones “de arriba” para jugar.

A sabiendas de la estupidez con que actúan los directivos del fútbol mexicano, no sería extraño elucubrar que Cruz Azul haya aceptado ser eliminado por consigna.

Así, jugadores como Julio César Domínguez –tuvo culpa en al menos dos de los goles regios– y Reynoso, “colaboraron” para que Cruz Azul quedara fuera de la lucha por el título.

Total, que a la empresa propietaria del club no convenía repetir como campeón, pues habría que recompensar con jugosos aumentos a todos los integrantes del plantel, en momentos económicos difíciles.

En cambio, un Monterrey, un Tigres del Universitario de Nuevo León y unas Aguilas del América, con mayores recursos, sí les interesa el campeonato.

Esta es la triste realidad del fútbol mexicano, al que sus directivos están matando lentamente con un lamentable espectáculo en la mayoría de sus cotejos.

CIUDAD DE MÉXICO

22 – Noviembre – 2021

CONGELA PUMAS EL INFIERNO CON ACTUACIÓN MAGISTRAL

| HECHO DIGITAL | CIUDAD DE MÉXICO |