“Yo quiero vivir” y haber ido a parar a la cárcel “era una sentencia de muerte anticipada”, aseguró la conductora peruana de Reality´s show, Laura Bozzo, un día después de que el Juzgado Noveno de Distrito de Amparo y Juicios Federales en el Estado de México confirmó la suspensión definitiva que le concedió en octubre pasado contra la orden de aprehensión en el proceso que enfrenta por el delito de defraudación fiscal

El proceso en contra de Laura Bozzo se lleva a cabo porque presuntamente vendió un inmueble que estaba embargado por el Servicio de Administración Tributaria (SAT), el cual garantizaba el pago de un adeudo por 12 millones 760 mil 071 pesos.

El juez Juan Manuel Ortiz Marmolejo confirmó que la medida cautelar seguirá vigente porque la acusada se puso a disposición del impartidor de justicia del Penal Federal en el Estado de México, con residencia en Almoloya de Juárez, y presentó todos los documentos que le solicitaron. Incluso trascendió que para que la suspensión definitiva surta efecto, Laura Bozzo pagó una garantía de 2 millones 600 mil pesos.

La pesadilla para Laura Bozzo inició el pasado 11 de agosto, cuando un juez de control del Estado de México la vinculó a proceso, le dictó prisión oficiosa y le ordenó que se presentara en un plazo de 48 horas de manera voluntaria, o de lo contrario se le consideraría como prófuga de la justicia, como finalmente ocurrió hasta que ayer siguió firme la suspensión definitiva otorgada el mes pasado a la conductora para que las cosas se mantengan en el estado que actualmente guardan y la promovente no sea privada de la libertad con motivo de dicho delito hasta en tanto se resuelva lo que proceda en la suspensión definitiva.

En entrevista al programa “Venga la alegría”, de Azteca Televisión, se refirió a la carpeta de investigación de la Fiscalía General de la República con base en una denuncia del SAT: “No me ocupé del tema y eso se convirtió en un gran problema. Se habla de que yo vendí una casa embargada… ese es el centro del asunto, pero lo que se tiene que pagar se paga. Quiero llegar a un acuerdo y se acabó”.

“Se hablan de 12 millones de pesos… lo que estamos es negociando con las pruebas que tengo de cómo se manejó esto. Quiero que quede claro que yo no vendí unacasa embargada”, refirió la presentadora de 69 años de edad.- (De Nuestra Redacción con información de Agencias y del diario “La Jornada”, de Ciudad de México)

| HECHO DIGITAL | CIUDAD DE MÉXICO | 23 – NOVIEMBRE – 2021 |