El fundador de la cadena restaurantera Rosa Negra, Eduardo Beaven Magaña, está “directamente involucrado” en “otro tema” que tiene que ver con el atentado fallido contra su vida el pasado viernes (15 de octubre) en las inmediaciones del aeropuerto internacional de la Ciudad de México, reveló la jefa de Gobierno capitalino, Claudia Sheinbaum Pardo, sin ofrecer mayores detalles

Por ello, “es un caso especial”, dijo en este inicio de semana, luego de reiterar que el móvil de la agresión a balazos de la que fue víctima el empresario restaurantero, de 53 años de edad, no es el robo ni tampoco la extorsión.

“Hasta donde sabemos, pues tiene que intervenir la Fiscalía (General de Justicia), no tuvo que ver con extorsión a esta persona o robo, sino que tuvo que ver con otro tema, directamente involucrado esta persona, no lo estoy acusando a él ni mucho menos, es un caso especial, digámoslo así”, refirió Sheinbaum Pardo sobre el caso que, por cierto, ha arrojado nuevos elementos como, por ejemplo, que el orquestador del atentado, Geovany y/o Yannick Iriarte Martínez (alias) “El Alemán”, no forma parte de La Unión Tepito, como asegurara, sino que, por el contrario, es rival de esa organización criminal.

La noche de este martes (18 de octubre), el reportero capitalino especializado en nota roja, Carlos Jiménez, dio a conocer en su cuenta en Twitter que Beaven Magaña viajaba en su camioneta con un escolta –un Capitán de Infantería en retiro–, además de su chofer. Y que fue el profesional de la milicia el que repelió el ataque (hiriendo de gravedad al joven motociclista Donovan Abraham Mondragón Ortiz, quien además fue arrollado por el chofer del inversionista restaurantero, luego de que tratara de cerrarle el paso a la camioneta de éste).

La novedad del caso –refiere el reportero Carlos Jiménez–, es que el principal detenido tras el atentado fallido, Geovany y/o Yannick Iriarte Martínez (alias) “El Alemán”, no pertenece a la Unión Tepito, como declarara, sino que es rival de esa organización delictiva.

“El Alemán”, quien planeó el ataque contra Beaven Magaña, fue capturado en el City Towers de la Alcaldía Benito Juárez (de Ciudad de México), donde vivía y se ocultó tras el frustrado golpe contra Beaven Magaña.

El comunicador precisa igualmente que “El Alemán” es socio del traficante de armas vinculado a La Familia Michoacana, conocido como “Paco Pacas” (Francisco Javier Medina).

Con anterioridad, en 2018, “El Alemán” ya había sido detenido: El motivo, llevar consigo en una motocicleta la cantidad de dos millones de pesos (que en su momento no supo justificar). Fue consignado a la Fiscalía General de la República, pero poco tiempos después fue liberado.

“El Alemán” y las otras tres personas que contrató para asesinar a Beaven Magaña tenían más de un mes pisándole los talones a éste, según los primeros avances en la investigación.

A los atacantes de Beaven Magaña también se les detectó cuatro rutas que recorría cotidianamente el empresario, en distintos GPS y teléfonos celulares que se les aseguró. Tales caminos eran los que constantemente utilizaba el empresario restaurantero para ir a reuniones, comidas o visitar a sus familiares y círculo cercano en la Ciudad de México e incluso en Cancún, donde la víctima tenía varios negocios del mismo ramo.

De las detenciones de “El Alemán” y sus cómplices Rogelio “N” (a) “El Memín”, de 22 años de edad –identificado como su jefe de sicarios–, María del Carmen “N”, de 27, y Lesli “N” (a) “Lu”, de 21, se informó el pasado domingo.

La célula delictiva de “El Alemán” se dedica a la venta de vehículos por redes sociales, pero su fuerte es la venta de drogas, el secuestro de personas en la Ciudad de México y el Estado de México –a cuyas familias exigen como rescate altas sumas de dinero a las familias–, y el cobro de extorsiones a comerciantes de la zona centro de CDMX.

Al primero que se le echó el guante fue a “El Alemán”, en el primero de tres cateos a propiedades ubicadas en las Alcaldías de Benito Juárez, Cuauhtémoc e Iztacalco. En los tres sitios se hallaron 281 dosis de cocaína, una báscula gramera, 11 teléfonos celulares, documentación diversa y fotografías de una de las víctimas del atentado –aparentemente del fundador de la cadena de restaurantes Rosa Negra, Eduardo Beaven Magaña.

En el primer cateo, “El Alemán” cayó en posesión de 101 envoltorios con un polvo blanco que se presume es cocaína y una bolsa de plástico con hierba verde, al parecer mariguana. Luego, el operativo prosiguió en la colonia Ex-Hipódromo de Peralvillo y finalizó en un núcleo habitacional de Iztacalco.

En la propiedad cateada en la colonia Ex-Hipódromo de Peralvillo se aseguraron  cerca de 180 bolsas con polvo blanco (presumiblemente cocaína) y una báscula gramera.- (De Nuestra Redacción con información de Agencias y Noticieros de Radio y Televisión de Ciudad de México)


| HECHO DIGITAL | CDMX | 18 – OCTUBRE – 2021 |