Emergen tras el nombramiento de un funcionario en vísperas del proceso de concesión del servicio en Solidaridad

¿Cuántos intereses habrá en el sector del transporte público del Norte de Quintana Roo, que algunos ni siquiera esperan a ver resultados antes de iniciar los ataques contra determinados funcionarios?

Abogado y Catedrático Universitario, Manuel Pérez Mendoza

Ahí tenemos el caso del recién designado director de Transporte del municipio de Solidaridad, Manuel Pérez Mendoza.

Abogado de profesión, además de Catedrático Universitario, Pérez Mendoza parece tener los tamaños para afrontar el reto, puesto que ha sido líder del Sindicato de Taxistas Andrés Quintana Roo, en Benito Juárez, lo que lo hace un conocedor a profundidad en el tema del transporte.

En una verificación al transporte urbano de Playa del Carmen, sede del municipio quintanarroense que gobierna (Solidaridad), Laura Beristain Navarrete

La designación del ex dirigente taxista en el periodo 2009-2011 parece ser indicio de que la presidenta municipal Laura Beristain Navarrete pronto llevará a cabo el concurso para concesionar el citado servicio.


Lo de los “intereses” de grupos opuestos a un reordenamiento viene al caso, porque Pérez Mendoza tendrá bajo su responsabilidad el proceso de concesión del transporte público en Solidaridad, cuya capital es el polo turístico de Playa del Carmen.

Y ya es necesario optar por esta medida, puesto que la empresa predominante del ramo, Tucsa, acaba de subir la tarifa promedio de 7 a 10 pesos (más del 40 %), sin dejar en claro, con acciones concretas, cómo va a mejorar el servicio.

Desde luego, los grupos adversos al nuevo funcionario ya empezaron con la estrategia de halagarlo con un “cebollazo” para en seguida “ametrallarlo” con proyectiles llenos de insidia.

Por ejemplo, por un lado lo elogian por haber logrado durante su gestión que las unidades de Maya Caribe –empresa propiedad del sindicato Andrés Quintana Roo– prestaran el servicio en la Zona Hotelera.

De esta forma, Pérez Mendoza quitó el monopolio a empresas operadas por firmas hoteleras o por grupos allegados a estas últimas.

Por el lado de la insidia, del “se dice” o “se rumora”, recuerdan que cuando fue líder no cumplió con realizar asambleas trimestrales como marca el reglamento (como si esto fuera un “pecado capital”).

Y como siempre pasa en estos casos se habla de unas 15 concesiones de taxi controladas por el nuevo funcionario y su familia (muy pocas, diríamos, para el miembro de una familia que figura entre los “pioneros” que fundaron hace casi medio siglo lo que hoy es Cancún).

Es sintomático, por cierto, que Pérez Mendoza ya esté siendo blanco de los francotiradores, sin tan siquiera el derecho a la duda, cuando apenas está subiendo al caballo.

Por eso dicen los amargados que para ser político hay que ser pérfido, simulador y mentiroso.— (FUENTE OVEJUNA – HECHO DIGITAL – 07/I/2020)