Se olvidaron de las encuestas: Gran frustración y decepción de quienes creyeron en la democracia



POR VICTORIANO ROBLES CRUZ



En otras circunstancias ahora estaríamos hablando de los candidatos de Morena que competirán el próximo 6 de junio por las cuatro diputaciones federales y decenas de regidurías en los once Ayuntamientos de Quintana Roo.

Sin embargo, los planes tuvieron que cambiar porque los criterios de selección no obedecieron a los compromisos emitidos y prometidos por la dirigencia partidista.

Así, en la coalición “Juntos Haremos Historia”, quedaron registrados con los membretes del Partido del Trabajo (PT) y el Verde Ecologista Mexicano (PVEM) aspirantes impopulares.

Fue el recurso utilizado para violar el pacto con precandidatos y partidarios con arraigo para que los ungidos salieran de un proceso de auscultación vía encuestas con los ciudadanos de Quintana Roo.

Tan no fueron así las cosas que no hubo encuestas para recoger el sentir ciudadano, ni se respetaron los términos del compromiso inicial.

Por lo contrario, la dirigencia de Morena impuso por sus “pistolas” a los ahora candidatos a los Ayuntamientos y diputaciones federales.

Por ejemplo, la diputada por el distrito de Chetumal –Alma Anahí González Hernández– ni en figuritas conoce la capital quintanarroense.

Obviamente hubo una reacción manifiesta –fue el común denominador– en inconformidades, sobresaltos, frustración, indignación y dolor de aspirantes, militantes y simpatizantes.

Solamente los beneficiarios de las candidaturas quedaron conformes. Los demás, muchos por cierto, aún no degluten o engullen ese sorpresivo ungimiento.

La conclusión, por cierto, es contundente: Impuso la mafia política de Morena a sus consentidos $$$$$.

Los menospreciados no encuentran una explicación con racionalidad política que les permita comprender las decisiones de Oscar Cantón Zetina en el ungimiento de los candidatos.

Más bien las coincidencias asoman por el lado oscuro de la política. Un portal en Facebook dilucida en parte los excelsos momentos en su vida pública.

Una de las afirmaciones dice: “Oscar Cantón es un corrupto, ladrón, mentiroso, sinvergüenza y traidor, afirma su hermana”. Le sugerimos vea ese video que contiene declaraciones de su hermana, también de su ex-esposa y forme su criterio usted mismo.

En realidad… no podemos afirmar que se trate de un personaje de la política apegado a los principios que tanto pregona el Presidente Andrés Manuel López Obrador: “no robar, no mentir y no traicionar al pueblo”.

No existe alguna hendidura para poder acercarse a estos principios básicos de la política de Morena en la conducta manifiesta para la selección de candidatos en Quintana Roo.

Imposible, el daño ya está hecho y el resentimiento es notorio.

Aunque hay que reconocer que existe la gran posibilidad de que Morena triunfe en la mayoría de los ayuntamientos, por tres razones:

♦ Una, por el peso específico de su dirigente ideológico AMLO (mayor peso positivo 71%)

♦ La segunda, por el hartazgo ciudadano hacia el gobierno del cambio presidido nominalmente por Carlos Joaquín González (gobierno sin resultados. Peso negativo 79%), y

♦ La tercera, por el diminuto tamaño de los partidos oponentes, y con tremendo peso negativo en su contra (86%)

¿Quién puede ahora hablar bien del PRI, del PAN o del PRD?

Al igual que nadie habla bien del nominal gobernador.

Los abusos iconoclastas del delegado de Morena, Oscar Cantón Zetina, son claros para medir esa tremenda soberbia, petulancia y arrogancia propia de los miembros de la tradicional casta divina peninsular; sí, aquellos personajes que se empiezan a sentir elegidos por Dios para realizar una labor trascendente en la tierra.

¡En tierra Quintanarroense! ¡Aristócratas de tiempo completo! Como si el terruño, militancia y simpatizantes fueran de su propiedad.

A ver si lo puedo concluir: “el hecho de creer ser un poder imperial lleva a la dirigencia de Morena a tener tremenda arrogancia en sus relaciones con los demás pueblos de México, de Quintana Roo”.

¿Cómo responderá la militancia y simpatizantes?, ya lo veremos luego del 6 de junio.

PD.- “La soberbia no es grandeza sino hinchazón; y lo que está hinchado parece grande pero no está sano”. San Agustín (354-430) Obispo y filósofo.- (Artículo publicado en el correo electrónico del autor con el encabezado “Engreído Morena unge candidatos” / 31 – MARZO – 2021)