Erupción anunciada en una isla de Nueva Zelanda: Algunos caminaban en el borde del cráter

La imprudencia tiene a veces un precio fatal, como acaba de ocurrir en el lejano país de Nueva Zelanda.

En una isla turística cuyo principal atractivo es un volcán, este registró una súbita erupción que ha causado, hasta ahora, cinco muertos.

Y las autoridades temen que el saldo fatal aumente todavía más por el violento despertar del volcán Whakaari o “White Island” (Isla Blanca).

Al momento de la erupción había visitantes que caminaban en el borde del cráter y que, seguramente, estarán incluidas en la lista de víctimas.

El colmo de la imprudencia incluye a las autoridades, que aun a sabiendas de que el volcán estaba activo permitían recorrerlo en zonas de gran riesgo.

Inicialmente se habló de un centenar de visitantes en la isla del polvorín por el volcán, aunque luego la cifra oficial resultó de 50.

La policía neozeolandés reportó que ha evacuado ya a varios turistas, aunque las condiciones climatológicas dificultan la evacuación total de ellos.- (Redacción HECHO DIGITAL con información de Agencias – 9/XII/2019)