“Fenómeno” que ocurre uno o dos días en las últimas semanas se repitió este sábado 23: Las cifras a la vista

Como si se tratara de una montaña rusa –un día en la cumbre y otro en el abismo–, este sábado 23 de mayo los muertos por coronavirus en México cayeron de un récord máximo de 479 a una más “cómoda” y esperanzadora cifra de 190.

Sorprendió este marcado descenso, luego de los 479 fallecimientos del viernes, los 420 del jueves 21, los 424 del miércoles y los 334 del martes 19.

Los 190 decesos registrados este sábado 23 representan la cifra más baja desde que el pasado lunes 18 se reportaran 155 y el domingo 17, 132.

Porque en los días anteriores hubo un constante repunte que se resume de la siguiente manera:

  • Sábado 16 de mayo, 278 fallecimientos
  • Viernes 15, 390
  • Jueves 14, 257
  • Miércoles 13, 294
  • Martes 12, 353

Después de esta abultada racha fúnebre, hubo dos jornadas más de respiro: El lunes 11 de mayo, con 108 casos. Y el domingo 10, con 112,

Y si seguimos yendo para atrás, el sábado 9 de mayo se reportaron 193 fallecimientos; el viernes 8, 199; el jueves 7, 257; el miércoles 6, 197, y el martes 5, 236.

Cifras fatales menores fueron consignadas en los primeros 4 días de mayo:

  • 117 el lunes 4
  • 93 el domingo 3
  • 89 el sábado 2
  • Y 113 el viernes 1.

Como puede observarse, hay dos días de cada semana que la cifra de muertos baja para luego subir a niveles “escandalosos”.

¿Será, pues, la cifra de este sábado 23 parte de la natural “ilusión semanal”, para luego “estrellarnos” con cifras más dolorosas?

Porque luego de tres jornadas seguidas por encima de los 400 decesos, seríamos unos ilusos en pensar que ha llegado la etapa de la curva aplanada por un solo día de descenso y que hemos entrado en la etapa de franco descenso que seguimos esperando con ansias.

Además, en las cifras de los contagios, 65 mil 856 –3 mil 329 más que el viernes 22—y de los casos activos –14 mil 253 enfermos que entran en el incierto periodo de evolución que dura al menos 14 días—tendríamos los indicios de que el infierno del coronavirus no ha terminado en México.

| HECHO DIGITAL | ANÁLISIS | CDMX | 23-V-2020 |