Al destruir los poderosos vientos buena parte de la red eléctrica de Nueva Orleáns: ¿Resistieron los diques?



En Estados Unidos, la mayoría de la población aún ignoraba, en las primeras horas de este lunes 30 de agosto, la magnitud del desastre causado en el Estado de Louisiana y parte de Misisipí, por el huracán “Ida”, que llegó con poderosos vientos de 240 kph.

En penumbras o a oscuras, por los importantes daños a la red eléctrica, Louisiana es ahora como una isla, “desconectada” del resto de Estados Unidos.

A mediodía del domingo 29, poco antes de que comenzara el meteoro a golpear “la capital del jazz”, se temía, según el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EU, que “una marejada ciclónica amenazante para la vida (causara) daños por vientos potencialmente catastróficos e inundaciones por lluvias”.

Tampoco se sabe si lograron ponerse a buen recaudo los periodistas que todavía en la mañana del domingo trabajaban en el malecón de Nueva Orleans.

Estaba previsto, de acuerdo con el CNH, con sede en Miami, que “Ida” tocara tierra cerca de Port Fourchon, en  Louisiana.

Los pronósticos hasta la mañana del domingo no podían ser más ominosos: “Ida” fue calificado de “extremadamente peligroso” con vientos máximos sostenidos de 240 kilómetros por hora y rechas más fuertes.

Horas antes del mediodía los primeros “adelantos” del huracán ya habían llegado a Nueva Orleans. En el aeropuerto Lakefront se observaron vientos sostenidos de 69 kph, con ráfagas de hasta 107 kph.

Menos de una hora antes de la noticia, el CNH publicó un video del foco del ciclón grabado desde un avión.

Ante la llegada del huracán, se emitieron órdenes de evacuación obligatoria en varias regiones de Misisipi y Louisiana, incluida Nueva Orleans, que hace justo 16 años fue devastada por el huracán Katrina.

“Prepárense para vientos destructivos, cortes de energía, lluvias intensas, tornados”, advirtió desde el sábado la alcaldesa de la urbe, LaToya Cantrell.

La funcionaria pidió a todos los habitantes “irse voluntariamente […] o permanecer a la vista y refugiarse […] en un lugar seguro”.

Se cree que “Ida” es uno de los huracanes más poderosos que hayan azotado a EU, más incluso que el Katrina.

Otro pronóstico terrible fue el siguiente:

“Lo peor de la tormenta pasará por Nueva Orleans y Baton Rouge, que estuvo en el lado más débil del Katrina”, dijo a AP Brian McNoldy, investigador de huracanes de la Universidad de Miami.

En la madrugada de este lunes lo poco que se sabe es que buena parte de Nueva Orleáns está a oscuras, lo cual ha aislado a la zona donde azotó “Ida” con más intensidad

Aunque “Ida” se debilitó a categoría 3 tras tocar tierra, sus vientos de 210 kph y las copiosas lluvias que lo acompañan podían causar más daños importantes.

Al caer la tarde, el centro de la tormenta se situaba a casi 50 kilómetros al Suroeste de Nueva Orleans, indicio de que el fenómeno tiende a permanecer estacionario.

A su vez, las marejadas ciclónicas, los vientos extremos y las inundaciones repentinas continúan en partes del Sureste de Louisiana.

Al mantenerse estacionaria la tormenta, los fuertes vientos y las lluvias se mantienen más tiempo en las zonas  afectadas.

Era inevitable esperar, en el transcurso de este lunes, el primer informe preliminar de daños y quizás de víctimas, tras observar videos de derrumbes de predios aparentemente habitados.

Las autoridades de Nueva Orleans mantuvieron la advertencia a los habitantes de que corren peligro por los “poderosos vientos y fuertes lluvias” por lo menos hasta este lunes.

Al respecto, el portal “Latin Us” señaló que la mayor preocupación en Nueva Orleáns es si aguantarán los diques que la protegen del agua del lago Pontchartrain, algo que no sucedió en 2005 cuando estas barreras cedieron ante la fuerza del huracán Katrina y la urbe se inundó, causando la muerte de más de mil 800 personas.

Fue tal  la fuerza del viento y la marea ciclónica que dos populares ferris turísticos de Nueva Orleáns se soltaron de sus amarres y navegaron sin control río arriba a lo largo de la rivera, informaron medios locales.

Y todo debido a que por la fuerte entrada del agua del mar en el cauce del Misisipi, el río cambió temporalmente el sentido de su curso.

Los usuarios sin luz van de 500 mil, según “Latin Us”, a 800 mil, según otras fuentes.

Por otra parte, el Presidente Joe Biden urgió el domingo a los residentes a no confiarse, incluido en zonas alejadas de la costa.

En reunión con responsables de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), Biden dijo que la devastación causada por “Ida”” probablemente será “inmensa” y que la población debe ser paciente porque la recuperación puede “llevar mucho tiempo”, incluso “semanas en algunos lugares”.

 Asimismo, observa “Latin Us”, “Ida” tocó tierra en Port Fourchon, por donde pasa cerca del 18% del suministro del petróleo nacional de Estados Unidos, según datos de la Cámara de Comercio local, debido a la cercanía de un buen número de plataformas situadas en el Golfo de México.

Por cierto, indica “Latin Us”, el 95% de la producción petrolera en la región de Nueva Orleáns tuvo que suspenderse debido a la llegada del huracán.

Además, Colonial Pipeline, la mayor red de oleoductos del país, anunció el domingo que cerraba temporalmente dos de sus oleoductos como medida de precaución.- (De Nuestra Redacción con información de Agencias)


| HECHO DIGITAL | CDMX | 30 – AGOSTO – 2021 |