Así considera periodista al grupo que ideó el atentado contra García Harfuch: “El país entero está en peligro”

En el atentado de este viernes 26 de junio contra el secretario de Seguridad de la Ciudad de México, Omar García Harfuch, se pudo ver a un grupo criminal “que se sabe muy poderoso”, destacó el columnista Raymundo Riva Palacio.

“Aquí lo que estamos viendo es un grupo criminal que es capaz de venir aquí (a CDMX) a realizar un atentado contra un jefe policiaco al mando de una fuerza de 85 mil personas”, apuntó Riva Palacio en entrevista a W Radio.

En la capital de la República hay miles de cámaras y también fuerzas federales, pues es “la ciudad con mayor capacidad de fuerza policial y de seguridad”.

“Y aún así, llegar a realizar un atentado de esta naturaleza, dice que ellos sí pensaban escapar o que valía la pena sacrificar algunos de los comandos a cambio de Omar García Harfuch”, añadió.

Riva Palacio cree que el ataque tiene que ver con los golpes que la policía de CDMX  ha propinado a grupos criminales de la capital de la República, refiere el periódico El Financiero, de Ciudad de México.

“Claro desafío al Gobierno”.– Para el columnista Carlos Loret de Mola “el atentado es una muestra diáfana de que el crimen organizado se siente empoderado y se atreve a ir lejos para mandar un mensaje de poder.

“Fuentes de la Cancillería –agrega Loret– me dicen que ya están trabajando con la Embajada de Estados Unidos para rastrear el origen del armamento pesado a través de lo que llaman “huella balística”.

A Loret, por cierto, le llama la atención de que a los responsables no les dé “miedo atacar en una zona de alta visibilidad, alto impacto mediático y frente a las cámaras de vigilancia: En pleno Paseo de la Reforma, en Las Lomas”.

Recuerda, igualmente, que en Ciudad de México “está la sede del Ejército, de la Marina, de la Guardia Nacional, y que cuenta con la policía local más grande del país”.

La ONU recomienda 2.5 policías por cada 100 mil habitantes –observa Loret–, y la capital mexicana tiene 10 por cada 100 mil habitantes.

Sumando todas las corporaciones, por tanto, en ningún lugar de México hay más elementos, consigna el periódico El Universal, de Ciudad de México.

Concluye, por tanto, que el mensaje de los responsables es claro: “Un alarde de poder, un desafío al Gobierno Federal”.

“El país entero, en peligro”.– Federico Arreola, columnista y director del portal SDP Noticias, plantea lo equivocado que estábamos al pensar que el crimen organizado jamás “tocaría las puertas” de la capital de la República.

Esto, observa, “tristemente, ya ocurrió”, con el atentado contra García Harfuch y significa que “el país entero está en peligro”.

Más allá de las causas que han llevado a esta situación, Arreola –muy allegado a Andrés Manuel López Obrador— propone apelar a “la solidaridad, las ganas de trabajar juntos, la unidad”.

Además, propone no seguir politizándolo todo y que el “gobierno democráticamente electo” tome las decisiones y aplique “las medidas que se necesitan para pacificar a México”.

“Ni sus simpatizantes ni sus enemigos –los del “gobierno democráticamente electo”, dice Arreola– tienen derecho a seguir profundizando las divisiones que sólo van a complicar las cosas”.

Igualmente, Arreola descalifica al esposo de la secretaria de la Función Pública Irma Eréndira Sandoval, el académico de la UNAM John Ackerman, por sus duros conceptos contra los medios de comunicación.

Ackerman opinó, vía tuitter, que “los sicarios del narco son la contracara del sicriato mediático”.

No ver sólo hacia el Cártel Jalisco.– Para Francisco Franco, experto en seguridad, no es correcto ver sólo como potencial culpable al Cártel Jalisco.

Hay otras organizaciones, como el Cártel de Sinaloa o Los Zetas, con potencial para planear ataques como el realizado contra García Harfuch.

Entrevistado en el programa “Al Cierre”, del canal de TV “El Financiero Bloomberg”, Franco aconsejó reunir más elementos antes de empezar a discutir quiénes pueden ser los culpables.

Mensaje de que “nadie está a salvo”.– Este atentado debería ser motivo de máxima alerta en Palacio Nacional, opinó Eduardo Guerrero Gutiérrez.

Tras la detención de los primeros 12 sicarios, las autoridades policíacas capitalinas le hecharon el guante a este sujeto como uno de los presuntos autores intelectuales del atentado

Más que una represalia por recientes arrestos de cabecillas de traficantes de drogas en CDMX, el analista cree que hay que ver el atentado como “una amenaza para las autoridades del más alto nivel del país (e incluso también para los funcionarios de agencias” de EU).

También llevaría el implícito mensaje, precisa, de que “nadie está a salvo, en ningún lado”, da cuenta el periódico capitalino El Financiero.

Además, Guerrero Gutiérrez sospecha que los 12 detenidos tras los hechos aportarán muy poco a su esclarecimiento porque no forman parte del grupo de élite del Cartel Jalisco.

“El Mencho”, objetivo clave.– A pesar de la reiterada frase presidencial de “abrazos, no balazos”, “El Mencho” –Nemesio Oseguera Cervantes, cabeza del Cártel Jalisco Nueva Generación– es el objetivo principal del actual Gobierno, opinó Héctor de Mauleón, analista de El Universal.

La persecución en su contra lo tiene acorralado, rabioso, desesperado, consideró el experto.

“Ya lo traemos de cerca”, dijo una fuente del gabinete de seguridad.

Queda claro, por otra parte, que “un atentado del calibre del de García Harfuch no se anima a hacerlo cualquiera”.

==========================================================================

| HECHO DIGITAL | COMPILACIÓN DE LA REDACCIÓN | CDMX | 26 – VI – 2020 |