El Presidente le envía un cordial saludo al ex-embajador en Argentina, Ricardo Valero Recio Becerra, y le desea pronta recuperación: Otra denuncia en su contra, en Argentina

Con ese lenguaje diplomático terso, que consiste en no herir a nadie “ni con el pétalo de una rosa”, la Secretaría de Relaciones Exteriores volvió a hacer gala de “elegancia” al suavizar la dimisión del embajador en Argentina Ricardo Valero.

El término “renuncia por motivos de salud” fue sustituido por “baja por enfermedad”, quizás para no herir susceptibilidades ni estar reñido por el afecto que le tiene el Presidente a Valero.

Asimismo, la dependencia presentó en su reporte diario de actividades un informe médico detallado con las dolencias del infortunado diplomático de 76 años de edad.

Tan mala suerte tiene Valero que horas después del anuncio oficial de su baja en México, en Argentina se dio a conocer una segunda acusación en su contra no muy bien precisada.

Como se sabe, aún está pendiente de resolución el incidente del robo de un libro en “El Ateneo” de Buenos Aires.

Ganas de fastidiar porque el fuero diplomático le alcanzaba a Valero para eso y más.

El Presidente, por cierto, envió a Valero este lunes 23 de diciembre un cordial saludo con los mejores deseos para su pronta recuperación.- (Enfoque editorial de HECHO DIGITAL con información de la web de la revista “Expansión” -23 /XII/2019)