Tal parece que se actúa con la consigna de “al mal paso darle prisa” en pesquisas del tiroteo en colegio de Torreón  

Con la frialdad de un escueto boletín de prensa, como si la consigna fuera “al mal paso darle prisa”, el Gobierno del Estado de Coahuila aprovechó el asueto de fin de semana para informar del seguimiento del tiroteo del viernes 10 de enero en el colegio Cervantes, de Torreón.

Tras las críticas recibidas por el Gobernador, al achacar a videojuegos el porqué del niño pistolero –de nombre José Angel–, se optó por la expedición del boletín de prensa, en que la Fiscalía estatal informó lo siguiente:

1) Se localizaron en el lugar 9 casquillos percutidos: 8 de calibre .40 y uno más .25

2) Se concluyeron las diligencias básicas relacionadas con las pruebas periciales, de balística y medicina forense.

3) La profesora María Assaf Medina murió por “una hemorragia cerebral e interna agudas, y heridas producidas por proyectiles disparados por arma de fuego penetrantes de cráneo y tórax”.

4) El menor de 11 años falleció por una hemorragia cerebral aguda, y una herida producida por proyectil disparado por arma de fuego penetrante de cráneo”.

5) En colaboración con las autoridades del colegio Cervantes se realizaron entrevistas al personal docente, administrativos, así como a familiares y amigos del círculo cercano del menor.

6) Continúan las pruebas científicas en los equipos electrónicos asegurados, los cuales son sometidos a análisis detallados.

7) Se realiza el procesamiento de dictámenes psicológicos realizados por especialistas.

Un despacho publicado en la web del diario ”El Universal”, de CDMX, indica que José Angel fue velado en la funeraria Gayosso de Torreón “bajo un total hermetismo”.

No está claro si el cadáver del menor fue enterrado o cremado, aunque en casos como el de Torreón hay autoridades que prefieren mantener más tiempo el cuerpo por si es necesario realizar nuevos estudios.

Pero no sólo esta pregunta quedó en el aire. A saber:

a) Dónde y qué autoridades tienen en su poder las armas utilizadas por el menor, y si hay imágenes de ellas,

b) En un principio se dijo que el menor utilizó un arma calibre 22 y otra calibre 40. El boletín sabatino menciona que son de calibres 25 y 40.

c) Cuáles son “las diligencias básicas relacionadas con las pruebas periciales, de balística y medicina forense” realizadas por la Fiscalía.

d) ¿Qué tipo de información proporcionaron a la Fiscalía el “personal docente, administrativos, así como familiares y amigos del círculo cercano del menor” entrevistados por la dependencia.

e) ¿Qué “equipos electrónicos” fueron asegurados por la Fiscalía en el colegio, y a qué “pruebas científicas” y “análisis detallados” son sometidos?

f) ¿En qué consiste el “procesamiento de dictámenes psicológicos realizados por especialistas”?

g) ¿Qué información se ha obtenido sobre la forma como el menor José Angel adquirió las armas obtenidas en el tiroteo?

h) ¿Se sabe si alguien adiestró al menor en el uso de las armas utilizadas?

i) ¿Hay agún registro sobre el propietario de las armas?

Como se aprecia, son numerosas las respuestas que tienen pendientes de contestación las autoridades de Coahuila antes de dar carpetazo al caso.

De lo contrario, podrían estar incurriendo en complicidad u ocultamiento de información con propósitos aviesos.— (Redacción de HECHO DIGITAL con información de la web del diario “El Universal” y el portal “Sin Embargo” – 12/I/2020)