6 0
Read Time:4 Minute, 50 Second

El Gobierno de la 4T anuncia el fin del Semáforo Epidemiológico: Puede prescindirse del cubrebocas

En momentos en que China hace esfuerzos sobrehumanos para que no resurja un gran brote de Covid-19, el Gobierno de México ha desoído los llamados de la Organización Mundial de la Salud –y su filial Panamericana– para no relajar las medidas contra la pandemia, y decidió suspender medidas especiales en sitios públicos y de trabajo.

Del cubrebocas, cuyo uso siempre minimizó el subsecretario Hugo López Gatell, se limitó a señalar éste que como nunca lo prohibió el Gobierno (¿?), simplemente se anunciará que “es prescindible”.

Asimismo, se suspende el llamado “Semáforo Epidemiológico de la Salud”, valioso auxiliar para detectar en qué zonas había repuntado el mal y dónde había cedido.

Así, se da por hecho que los Gobiernos de los Estados quedarán en libertad de decidir medidas en caso de un repunte de contagios del virus.

El primero en refutar a López Gatell fue Puebla, cuyo Gobernador Luis Miguel Gerónimo Barbosa Huerta ignoró lo dicho por el funcionario.

“En Puebla no importa lo que diga Gatell”, subrayó el mandatario estatal.

Tal parece que para quitarse la “camisa de fuerza” que representaba el citado Semáforo, el Gobierno Federal escogió como culminación el haber decretado que todo el país estaba en “color verde”, o sea, en riesgo mínimo.

A su vez, las entidades federativas, urgidas de ingresos que el Gobierno Federal nunca aportó, decidieron el momento del “color verde” para abrir casi en su totalidad actividades suspendidas o que funcionaban parcialmente.

Así, este martes 26 de abril, con un optimismo que parece excesivo, máxime que México no se ha distinguido por figurar entre los países que combatieron enérgicamente el Covid -19, el Gobierno Federal tomó medidas equivalentes a una “misión cumplida”, o sea, la actitud que adopta alguien que se ha esforzado en cumplir un objetivo.

Como dijo irónicamente un simpático usuario del transporte público en la Mérida de Yucatán. “Es lo mismo que aplicar aquellos dichos de Colorín Colorado que este juego se ha acabado o bien, A otra cosa mariposa”.

En la conferencia mañanera de este martes, el Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció con evidente satisfacción que “afortunadamente”, las condiciones ya son mejores porque la pandemia de Covid-19 ya está cediendo “casi por completo”.

Entre los argumentos para “volver a la normalidad”, el mandatario citó cuatro criterios de la Organización Mundial de la Salud: Alta capacidad de respuesta, alta cobertura de vacunación, pocas defunciones relacionadas con el agente infeccioso y un bajo número de contagios.

El relajamiento de las medidas anti-Covid se adopta cuando todavía no comienza la vacunación de niños de más de 12 años edad –se prevé iniciar el registro el jueves 28 de abril– ni cuándo empezarán a ser inmunizados los menores entre 3 años (edad de inicio de educación preescolar) y los 12 (edad de conclusión de la educación primaria).

Asimismo, miles de los más de 230 mil planteles escolares carecen de la higiene y los servicios sanitarios adecuados para impedir el surgimiento de brotes epidémicos de Covid-19.

A su vez, López.Gatell, susecretario de Promoción y Prevención de la Salud, visto siempre como un “fiel servidor” de los objetivos de López Obrador para que cuesten lo menos posible las medidas anti-Covid, entró al quite en la mañanera presidencial para anunciar que.

– – Ya no será imprescindible el uso de cubrebocas. Con la soberbia que lo ha caracterizado, el funcionario precisó: “No vamos a declarar el fin de la obligatoriedad del cubrebocas porque nunca lo declaramos obligatorio, pero lo que sí podemos decir es que en este momento ya no es imprescindible”.

– – Ya no se emitirán las actualizaciones del semáforo epidemiológico (espera que la mayoría de las entidades federativas continúen en verde).

– – Algunos lineamientos de seguridad sanitaria para los sitios de trabajo serán modificados o eliminados (en este último caso el de los tapetes sanitizantes y los túneles que, consideró, “fueron de poca utilidad”).

– – El espacio que ahora ocupa “El Pulso de la Salud” en las mañaneras presidenciales estará dedicado en lo sucesivo a informar sobre el nuevo sistema de atención para la salud

– – Como el Covid-19 no va a desaparecer, al igual que los virus respiratorios que han causado epidemias –citó el caso de la influenza—“tenemos que transitar ya del estado epidémico que nos mantiene con una serie de medidas especiales, a un estado de vivir con el virus en sus características, ese estado técnicamente le llamamos endémico; es decir, ya (vamos a) vivir con el virus”

El portal informativo Infobae recuerda que el pasado domingo 18 de abril México registró las cifras de contagios y decesos por Covid más bajas del año con 5 fallecimientos y 164 nuevos casos, y el 25 de abril, 5 y 140, respectivamente.

En total, el Covid ha causado en México 324 mil muertes y 5 millones 730 mil contagiados. La cifra fatal se aproxima a los 600 mil si se toma en cuenta el exceso de mortalidad habida durante la pandemia respecto al lapso inmediato anterior.

En cuanto a la vacunación, 85 millones 793 mil 297 personas (66.5% de la población) ha recibido al menos una dosis, 79 millones 945 mil dos personas (62 %) dos dosis y 44 millones 986 mil 463 personas (34.9%) dosis de refuerzo.

CONCLUSIÓN

Haber puesto fin por decreto a la pandemia puede ser una medida riesgosa. Ojalá el Gobierno de la 4T y su controvertido e impopular “zar” no se hayan equivocado, porque México no merece que se prolongue el dolor y la tristeza de millones de habitantes que hoy tienen por lo menos un familiar, amigo o conocido victimados por el mal.


| HECHO DIGITAL | CIUDAD DE MÉXICO | 26 de Abril de 2022 |


 

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
50 %
Surprise
Surprise
50 %