Recuerda el quinto aniversario de su llegada al Estado Monseñor Rodríguez Vega: Misa conmemorativa en Itzimná


POR JOSÉ CORTAZAR NAVARRETE

El Arzobispo de Yucatán, Gustavo Rodríguez Vega, celebró este día una misa en la iglesia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorrro, en el barrio de Itzimná, para festejar el quinto aniversario de su llegada a la entidad.

En su homilia, que se transmitió vía internet, el Prelado pidió perdón al pueblo yucateco por sus fallas y solicitó la oración de toda la grey, por el don del ministerio episcopal que inició hace un lustro en nuestro estado.

En su intervención, el Quinto Arzobispo que ha tenido el Estado también solicitó oraciones del pueblo yucateco contra la “ley del aborto” que este día desechó la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Monseñor Rodríguez Vega señaló que para este aniversario no habrá actos especiales ni eventos mayores, sino sólo la misa en Itzimná, desde donde se están efectuando diariamente los oficios que se transmiten por internet.

El Pastor emitió un mensaje de agradecimiento por este periodo que, según indica, “ha sido de aprendizaje y encuentro con la sociedad yucateca”.

El Arzobispo habló inicialmente en lengua maya, señalando la celebración de este día y la conmemoración de los santos a los que está dedicado el ceremonial religioso católico.

“Hoy se cumplen cinco años de mi llegada a esta querida Arquidiócesis –recordó–, para hacerme cargo de ella por encomienda del Santo Padre el Papa Francisco”.

“Desde el primer momento en que fui notificado de este cambio, a finales del mes de mayo del 2015, pensé que esta nueva encomienda era una gran responsabilidad por el tamaño de la población de alrededor de dos millones de habitantes, pero también por la grandeza moral y cultural de este pueblo yucateco, heredero de la historia antigua y actual del pueblo Maya”, destacó.

“En la misa del inicio de mi ministerio en esta “Tierra del Faisán y del Venado”, les dije que no venía a tomar posesión de mi cargo, sino para que ustedes tomaran posesión de mi persona”, manifestó el clérigo en su alocución.

“Después de este primer lustro les pido perdón por cualquier forma en que les haya fallado, y le doy gracias a Dios por el apoyo recibido de mi Obispo Auxiliar, Don Pedro Sergio de Jesús Mena Díaz, y al Papa Francisco por habérmelo concedido”, abundó.

En esta ceremonia religiosa, Rodriguez Vega también agradeció al cuerpo pastoral católico que lo acompaña en su misión evangelizadora y señaló con palabras de atención a cada uno de sus sacerdotes, de los diáconos, de los religiosos y religiosas, de los seminaristas, y de todos los laicos, aun aquellos que de forma callada me hayan apoyado con su oración.

Destacó que durante la pandemia del Covid 19, la fé religiosa se ha fortalecido.- (Colaboración especial para HECHO DIGITAL / 29 – VII – 2020)