Se trata del de la Iglesia San Pedro Apóstol de Cholul, José Antonio López Rivera Cuessy



POR JOSÉ CORTAZAR NAVARRETE



La Arquidiócesis de Yucatán confirmó el fallecimiento del sacerdote José Antonio López Rivera Cuessy, párroco de San Pedro Apóstol, en Cholul, este viernes 11 de septiembre por la noche.

El presbítero López Rivera Cuessy, de 58 años de edad, fue ordenado sacerdote el 29 de abril de 1999 y desde el año pasado era párroco en la comisaría de Cholul, conurbada a Mérida.

Formaba parte del decanato VI y todavía la semana pasada participó en el oficio del nombramiento del padre Jorge Carlos Menéndez Moguel –recién recuperado del Covid 19—, como párroco de San Francisco de Asís, del municipio de Conkal.

La propia Arquidiócesis de Yucatán confirmó que el velorio y exequias del sacerdote se realizarían de forma privada debido a la contingencia sanitaria.

“Ofrecemos nuestras condolencias a sus familiares, amigos y comunidad parroquial”, señaló la Arquidiócesis.

López Rivera-Cuessy falleció de muerte natural, según confirmaron fuentes religiosas.

A lo largo de sus 21 años de servicio religioso se desempeñó como responsable de las parroquias en diferentes municipios del interior como Sinanché y Telchac, y la primera que tuvo a su cargo fue la de Santiago Apóstol, en Sucilá, hasta su traslado a Cholul.

La versión ofrecida por fuentes familiares indica que, el sacerdote fue hallado en su casa sin vida por un familiar cercano, sin que se cuestionara acto de violencia o una situación mayor, por lo que el reporte médico extendido fue de infarto agudo al miocardio.

El hoy extinto era originario de Chiapas.- (Colaboración especial para HECHO DIGITAL / 12 – IX – 2020)