Salió por peteneras el líder nacional del PAN, Marko Cortés, al ser cuestionado por el periodista Pepe Cárdenas sobre “el fuerte olor a azufre” que dejó Ricardo Anaya como su antecesor en la posición y la división que causó ya como candidato presidencial en el último proceso electoral, durante la cual le acusaron de canalla y acabó por dejar “muchos cadáveres (políticos) en el camino”.

En la emisión de su espacio noticioso de ayer martes en Grupo Fórmula, el comunicador le recordó a Marko Cortés que Anaya fue también acusado de haber hecho del PAN “un feudo” privado. Desahogada la pregunta, el líder nacional blanquiazul se salió por la tangente.

Fuerte es la versión de que Ricardo Anaya Cortés decidió desempolvar su carrera política en Acción Nacional por su fervoroso desea de regresar al Congreso de la Unión

En otra arista de la charla, Marko Cortés anticipó que en la próxima elección para diputados federales, el PAN nadá más hará alianzas en casos que valgan la pena. Consideró que tendrán candidatos propios en el 75% de las curules que estarán en juego, de tal modo que están valorando alianzas para el segmento restante de 25%.

En este contexto, le abrió las puertas a Ricardo Anaya para ser de nuevo representante popular en el Congreso de la Unión, si llegara a externar este deseo, como se asegura desea y que es la razón de su “reactivación” en las filas panistas.

Tras abandonar Ricardo Anaya la inactividad política, a Marko Cortés ya no se le nota muy entusiasmado en su interés de que retornen al PAN el ex-presidente Felipe Calderón Hinojosa y su esposa Margarita Zavala.

Marko Cortés rechazó que el presidente López Obrador no los vea ni los oiga desde hace un par de años. “Sí nos ve, pero no nos hace caso” porque “lamentablemente hoy tiene mayoría en la Cámara de Diputados y en el Senado”, lo que impide que prosperen las iniciativas de sus grupos parlamentarios en las Cámaras Baja y Alta.- (De Nuestra Redacción)


| HECHO DIGITAL | CDMX | 23 – IX – 2020 |