• Surgen más dudas por la aparición de misteriosa “neumonía atípica” sobre la que hay muy poca información oficial

  • Hace escasos días llegaron al Hospital Siglo XXI cinco personas con todos los síntomas del Covid-19, a ninguno se le hizo la prueba y tres murieron

POR FRANCISCO GARFIAS

La noche del jueves a viernes(1) llegaron al hospital Siglo XXI cinco personas que fueron diagnosticadas con neumonía atípica. Traían todos los síntomas del coronavirus. A ninguna le hicieron la prueba. Murieron tres.

La versión la recogimos de médicos que tienen toda nuestra confianza. No están de acuerdo con lo que llaman estrategia “antiética” de subregistro del Covid-19.

Si la difundimos no es para apanicar a nadie. Es porque conocemos la seriedad de la fuente y porque el Gobierno no ha desmentido otras versiones que van en el mismo sentido.

Ciro Gómez Leyva investiga casos similares en Nuevo León e Hidalgo. Hay versiones de que esto ocurre también en otros estados, sin que se haya podido confirmar.

El doctor Hugo López-Gatell, vocero del gobierno federal en el tema del Covid-19, no lo descartó en la atropellada entrevista que le hiciera la periodista Denise Maerker.

“No tenemos información creíble al respecto, pero si fuera el caso, lo analizaríamos con mucho cuidado”, le dijo López-Gatell.

—¿Ustedes tienen la capacidad de detectar eso?— insistió Denise.

Ya no hubo respuesta. La llamada supuestamente se cortó. No se pudo restablecer el contacto. Se reportó después que López-Gatell ya había entrado a la reunión del Comité de Emergencia.

¿Qué pasó con los tres mandamientos de la 4T: No mentir, no robar, no traicionar? Es pregunta.

El Presidente López Obrador asegura que la situación está controlada. “No hay ningún desbordamiento del coronavirus”, aseguró en la mañanera de ayer.

¿Está realmente controlada? Muy pronto lo sabremos. Ojalá así sea. Por el bien de todos.

************ ************

* Los doctores con los que platicamos nos dijeron que uno de los principales retos frente al coronavirus son los famosos ventiladores para dar asistencia respiratoria a enfermos graves.

Sólo hay cinco mil para una población de 127 millones de personas.  López Obrador señaló que ya se compraron otros 5 mil. Son muy pocos de todas maneras.

La pregunta aquí es ¿qué pasará si el virus nos alcanza como a Italia o España? ¿Se tendrá que decidir quién vive y quién muere en función de la edad del enfermo?

En Estados Unidos ya se preparan para enfrentar el reto. Hace seis días que el Presidente Trump anunció que General Motors, Ford y Tesla fabrican ya los ventiladores ante la escasez a nivel mundial.

“Tienen luz verde para hacer respiradores y otros productos de metal. ¡A toda velocidad!”, escribió el Presidente estadounidense en su cuenta de Twitter.

************ ************

* La pandemia ha puesto en jaque a los gobiernos de distintos países, sin importar ideologías o credos políticos. El de López Obrador no es la excepción. Muchos nos preguntamos: ¿qué sigue?

Jacques Attali, consejero estrella del fallecido ex Presidente francés, Francois Mitterrand, en un espléndido artículo retomado hace unos días por SDPNoticias, nos da su punto de vista.

Dice textual: “Cada epidemia importante ha ocasionado, desde hace mil años, cambios esenciales en la organización política de las naciones y en la cultura que sustentaba esa organización.

“Cada vez que una pandemia devasta un continente, desacredita, además, el sistema de creencias y de control que ha sido incapaz de impedir la muerte de cantidades ingentes de personas; y los supervivientes se vengan de sus amos poniendo patas arriba su relación con la autoridad.

“Si los poderes actualmente presentes en occidente se revelan incapaces de controlar la tragedia que está comenzando, todas las estructuras de poder, todos los fundamentos ideológicos de la autoridad entrarán en crisis para luego ser reemplazados por un nuevo modelo fundado en otro tipo de autoridad y por la confianza en otro sistema de valores”. Hasta allí.

************ ************

* Después de 15 meses y dos días de la tragedia supimos por fin que el helicóptero Extra Alfa Bravo en el que fallecieron la Gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso, y su esposo, el senador Rafael Moreno Valle, no debió haber volado.

El titular de la SCT, Javier Jiménez Espriú, reveló ayer que 11 días antes del accidente se encontraron daños en los dos actuadores lineales del aparato, que son los que mueven las aspas del rotor y dan giros. A pesar de todo el helicóptero siguió operando.

Se iniciarán auditorías a la empresa operadora del taxi aéreo, Servicios Aéreos del Altiplano, y al taller de mantenimiento Rotor Flight Services. Ambos están suspendidos.– (Tema de la columna “Arsenal”, publicado en el portal del diario “Excélsior”, de CDMX, con el siguiente encabezado “El colgón de López-Gatell a Denise Maerker” — 28/III/2020)

(1) Jueves 26 a viernes 27 de marzo de 2020